Éste es nuestro sitio

.

Únicamente el paso de las jornadas dictará si el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha llegado a Primera para quedarse. Sin embargo, visto lo visto, no cabe duda que los cordobeses, mientras tanto, tratarán de hacer el máximo ruido posible. Y eso fue lo que se palpó de inicio en el Municipal de Paterna, en el que se veían las caras dos conjuntos en inercia positiva y con la moral disparada tras la primera jornada. Eso sí, primero sería el empuje del Levante el que marcase la diferencia, pues los granotas salieron buscando la sorpresa desde el arranque. No obstante, en esta ocasión iba a tener sello cordobés. De hecho, no tardaron mucho los de Maca en cogerle el ritmo al encuentro y muy pronto se hicieron incluso con el dominio de la situación. Se gustaban sobre el parqué. Y si no que se lo digan a los hombres de Diego Ríos.

En pocos minutos, el novato, el equipo más joven de toda la categoría, revolucionó por completo a un pabellón que ya es historia viva de la mejor liga del mundo. Los escasos seguidores cordobeses que acudieron botaron de júbilo en sus asientos. César con un disparo raso y a renglón seguido Manu Leal, tras deshacerse del guardameta levantinista, hicieron vibrar las mallas locales. Hasta en dos ocasiones tuvo que recoger Prieto el balón del interior de su portería. La sorpresa saltaba. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad mandaba por 0-2 en menos de 10 minutos en su estreno oficial a domicilio en Primera. Algunos aficionados, incluidos los locales, tuvieron que mirar de nuevo al electrónico para ser conscientes de la situación.

El resultado en contra obligó a Ríos a pedir tiempo muerto. Una pausa que frenó el ímpetu de los blanquiverdes y devolvió la pelota a los granotas. Eso sí, al contragolpe sí que siguió el Córdoba generando peligro de la mano de Koseky y Javi Sánchez. Pero los nervios iniciales del cuadro local se apaciguaron y éste comenzó a poner en valor su mayor experiencia en la máxima categoría. El primer jarro de agua fría para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad cayó desde el punto de penalti. Un tanto que dio alas al Levante, pues pocos minutos después llegaría el empate, obra de Pedro Toro, con un golpeo cruzado imposible para Nono. A remar de nuevo. Y ahora con el viento un poco más en contra.

El transcurso de los minutos no impidió que la intensidad se mantuviera a una velocidad de vértigo. Nadie regalaba nada y las ocasiones seguían ocurriendo en uno y otro lado de la cancha. Javi Sánchez estuvo a punto de batir de nuevo a Prieto en una excelente jugada al contraataque en el ecuador del primer tiempo, mientras que seguidamente fue Nono el que tuvo que intervenir a favor de su equipo. El choque fue endureciéndose, viéndose obligado Koseky a dejar la pista tras un duro golpe en la cara. Aunque las mejores oportunidades se sucedían en las botas visitantes, primero con una gran intervención de Prieto y a continuación con un balón al palo. El descanso sería entonces la recompensa para ambas plantillas. El desafío ahora era tomar oxígeno de nuevo.

Y si en la primera mitad el pilar había sido el empuje ofensivo blanquiverde, en la segunda se materializó en la figura de Nono. El cancerbero luqueño, como ya sucediera en ocasiones anteriores, se erigió en héroe visitante con una colección de paradas milagrosas. El Levante era el gran dominador de la situación en esos momentos, mientras que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se resistía atrás con uñas y dientes. Los de Maca vivían de las jugadas a la contra, a la par que Cecilio, Sena o Pedro Toro sumaban oportunidades a sus registros particulares. Y precisamente de una de esas contras surgió de nuevo la solvencia blanquiverde, que materializó César al conseguir remachar una magnífica asistencia de Zequi.

El golpe dejó noqueado a los granotas, que a partir de entonces recurrieron al juego de cinco. Sin embargo, el partido ya estaba de cara para los cordobeses, que sabían sufrir ante cada acometida rival. El nerviosismo entró de nuevo en escena, en esta ocasiones para los levantinistas, que se veían por debajo y con cada vez menos tiempo para la reacción. Y funcionó la receta de los de Maca. El sueño sigue vivo. Y arde con más fuerza que nunca. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad se reivindica entre los grandes. Dos partidos, dos triunfos. Estos chicos han llegado para quedarse. Éste es su sitio.

FICHA TÉCNICA

LEVANTE UD FS, 2: Prieto, Gallo, Sena, Cecilio y Pedro Toro -cinco inicial-, Raúl, Maxi, Márquez, Cuzzolino, Javi Rodríguez, Rubi y Pedro.

CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, 3: Nono, Lolo Jarque, Jesús Rodríguez, Pablo Del Moral y César -cinco inicial-, Giasson, David Leal, Manu Leal, Koseky, Javi Sánchez, Zequi y Gonzalo.

ÁRBITROS: Alberto Centeno Bono y Jordi Centeno Bono (Comité Catalán). Doble amonestación para el visitante Giasson (39') Mostraron cartulina amarilla a los locales Cecilio, Pedro y Cuzzolino; y a los visitantes Nono y César.

GOLES: 0-1 (4') César. 0-2 (6') Manu Leal. 1-2 (9') Cuzzolino, de penalti. 2-2 (11') Pedro Toro. 2-3 (33') César.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada del campeonato nacional de Liga de Primera División LNFS, disputado en el Pabellón Municipal de Paterna.

Etiquetas
stats