Señores, bienvenidos al partido que todos querían ver

Xisco Jiménez, en el último entrenamiento del Córdoba. FOTO: ÁLVARO CARMONA
El Córdoba lucha por abrir la puerta del play off de ascenso en un Arcángel abarrotado y ante un angustiado Mallorca

Pues ya está aquí. Córdoba-Mallorca. El billete de acceso al play off de ascenso a Primera División está al alcance de los blanquiverdes, que necesitan sumar los tres puntos ante un adversario que acude a la cita preso del agobio: no tiene garantizada la permanencia. La presión será brutal en un encuentro que se jugará con los pies y con la cabeza. Será una jornada no apta para espíritus pusilánimes, un concurso de resistencia física y mental en el que no habrá consuelo para el perdedor. La disputa de forma simultánea de todos los duelos de la última jornada, con un puñado de clubes que se juegan la vida -por arriba y por abajo-, aportará una dosis extra de pasión enloquecida. Entre las seis y media y las ocho y cuarto de la tarde se pueden dar situaciones de todo tipo. El multipartido podría se desquiciante.

El cordobesismo recibió esta semana un consejo del hombre que llevó al equipo a su último play off, la vez en la que la entidad blanquiverde ha estado más cerca de la élite desde hace más de cuarenta años. Paco Jémez, actual técnico del Rayo Vallecano y responsable del Córdoba en la Liga 11-12, lo dejó dicho en los micrófonos de Canal Sur: “Hay que mantener la calma y, sobre todo, animar desde la grada suceda lo que suceda en el campo”. Con esa intención, la del apoyo incondicional, acudirán a la cita los fieles de siempre y los seguidores que se han sumado por la relevancia del partido. Los más curtidos suelen recelar del aire lúdico que rodea estos partidos. El lujoso envoltorio no debe hacer olvidar el fondo de la cuestión: es un partido definitivo y el objetivo es ganar. La fiesta, si procede, para el final.

En lo deportivo no se espera que Ferrer monte ninguna revolución. Luso y Fran Cruz, recuperados de sus lesiones, vuelven a una lista de la que se cayeron Juanlu y Raúl Bravo. El técnico catalán ha citado a 19, incluyendo al delantero Mendi. Uno quedará fuera. Con respecto al once que alineó en el Colombino se podría registrar la gran novedad del retorno a la titularidad de Xisco Jiménez. El delantero de Santa Ponsa, máximo goleador del equipo y estandarte -por caché económico y expectativas- del proyecto, tendrá seguramente su examen más exigente como blanquiverde. Formado en la cantera del club bermellón, tratará de ajusticiar al representante de su tierra y entrar -como lo hizo en el Depor logrando goles que valieron un ascenso- en la historia del Córdoba.

En el Mallorca, que sólo certifica la permanencia en caso de victoria, la semana ha sido de fuerte inyección moral. Su técnico, Olaizola -el tercero de la presente temporada, tras Oltra y Carreras, y el quinto en dos años, con Caparrós y Manzano en Primera-, ha advertido que “si salimos a empatar, perderemos”. En la expedición bermellona llegan dos viejos conocidos del cordobesismo: Ximo Navarro, que estuvo en el equipo del play off de 2012, y Agus, defensa que militó en el club durante los dos cursos de Lucas Alcaraz. Luchar contra la ansiedad será el objetivo del Mallorca, que estará arropado por unos 400 seguidores en la grada. Los anfitriones tendrán el aliento de veinte mil gargantas, tras haberse colgado por primera vez el cartel de “no hay billetes” el pasado miércoles. El estadio será una auténtica caldera en una cita que nadie quiere perderse, un partido del que se hablará durante muchos años suceda lo que suceda.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Juan Carlos, Gunino, Bernardo, Iago Bouzón, Dani Pinillos, Abel Gómez, López Garai, Pedro, López Silva, Uli Dávila y Xisco.

REAL MALLORCA: Aouate, Ximo, Agus, Bigas, Kevin, Alfaro, Martí, Iriney, Alex Moreno, Marco Asensio y Hemed.

ÁRBITRO: Muñoz Mayordomo (Castellano Manchego).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (18:30, La Sexta).

Etiquetas
stats