“Tenemos que seguir con el cuchillo entre los dientes”

Deivid se impone en el salto a dos jugadores del Rayo | MADERO CUBERO
Deivid recuerda que “esto del fútbol cambia de una semana para otra”, por lo que no existe lugar a la relajación | “Tenía mucho que demostrar y con trabajo y con paciencia lo he conseguido”, apunta

Su situación cambió en apenas dos meses. En ese período pasó de formar parte de la lista de posibles descartados a ser titular indiscutible. En la actualidad, es una pieza fija en el esquema de Djukic y disfruta. Más si cabe por la dinámica por que atraviesa el Córdoba, que tras alcanzar su segunda victoria consecutiva en Vallecas logra por vez primera en toda la temporada transitar de una jornada a la siguiente fuera de las posiciones de descenso. El conjunto blanquiverde se encuentra en un buen momento, al igual que Deivid. Aunque el canario recuerda que “esto del fútbol cambia de una semana para otra” y que sólo cabe continuar con el camino iniciado. “Estamos con más tranquilidad, eso es lógico, pero tampoco podemos relajarnos demasiado. Tenemos que afrontar el partido del viernes sin olvidarnos de dónde venimos, que hemos salido de una situación muy complicada”, expresó en ese sentido y de cara al choque con el Éibar. Admitió el canario que “se vive de otra manera” tras ganar dos encuentros consecutivos, si bien insistió en que resta mucha campaña.

El central, reconvertido en pivote, aseguró que es comprensible que exista euforia entre la afición después de vencer al Rayo. Diferente debe ser en el vestuario, con la clara idea de mantener la línea de trabajo actual. “Nosotros tenemos que seguir igual. No hemos conseguido nada y todavía queda la segunda vuelta. Tenemos que seguir en la misma línea, como la frase que he leído del cuchillo entre los dientes. Si queremos seguir ganando partidos, no nos queda otra que correr más que el rival”, expuso al respecto. Y la intención es hacerlo ante el Éibar para conseguir “la cifra de 20 puntos lo antes posible”, sobre todo para mirar con mayor calma al segundo tramo del campeonato y al objetivo final, que el canario indicó en los 40 puntos. En lo que al duelo con los armeros se refiere, Deivid no considera que el hecho de tener menos días entre partido y partido que el rival afecte. “Tampoco creo que sea tan importante, porque hay cuatro días para recuperar y afortunadamente no ha habido lesiones en el partido del lunes. Queda tiempo de sobra y no hay que buscar excusas de ninguna manera”, señaló.

Sobre el cuadro guipuzcoano apuntó que “no es una sorpresa” su campaña, “porque tiene un gran entrenador, que trabaja muy bien el equipo y conoce a la perfección su plantilla”. “Nada es fruto de la casualidad, es un equipo basado en el trabajo y en la constancia”, concluyó antes de afirmar que “es lo más parecido” a lo que es el Córdoba ahora mismo. Hacía referencia a un estilo de juego en el que los de Garitano además “son muy fuertes a balón parado”. “En casa tenemos que llevar un poco más la iniciativa y creo que el que se ponga por delante va a ser fundamental para el devenir del partido”, añadió. Para los califales, el choque del viernes vuelve a tener una gran importancia, debido a que “la salvación tiene que pasar por ganar en casa”.

En el plano personal, Deivid se mostró contento con su actual situación dentro del equipo a pesar de actuar en una demarcación en la que había actuado poco a lo largo de su carrera. En ese sentido, cuestionado sobre si en algún momento siente la necesidad de mirar hacia delante, declaró que “la clave de cada jugador es saber sus límites”. “Si yo me pongo a llegar al área contraria no duro ni 20 minutos. Bastante tengo con lo que estoy haciendo, en una posición diferente. La verdad es que me estoy sintiendo muy cómodo”, indicó. Acerca del cambio que vivió en los últimos dos meses, el canario subrayó que ha logrado lo que pretendía “jugar la mayoría de partidos y aportar un granito de arena para que el equipo logre la salvación”. “Es cierto que me dijeron que en la lista de descartados también estaba yo, pero no creo que fuera real, porque tengo años de contrato y tampoco me quería marchar. Tenía mucho que demostrar aquí y con trabajo y con paciencia he conseguido para lo que vine”, explicó.

Etiquetas
stats