“Sabíamos que esto podía pasar”

Fernández, a la derecha, en el entrenamiento de esta mañana en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

Mensaje sencillo, sin caretas. José Manuel Fernández compareció ante los medios de comunicación después de despachar, seguramente, uno de los entrenamientos más extraños de su carrera deportiva. En la Ciudad Deportiva compartió jornada laboral con un buen puñado de nuevos compañeros, que sustituyen a otros que se fueron. El vaivén ha sido brutal -y aún faltan los últimos movimientos- en un plantel que ahora mira el porvenir con ojos distintos. “La verdad es que tenemos bastante ilusión por que venga gente con ganas de revertir la situación. Los que han venido son los adecuados para sacar esto adelante”, ha dicho el capitán blanquiverde, que aprovechó la oportunidad para reivindicar la unidad de un vestuario “comprometido” y en el que “cualquiera podría ser el capitán” porque “todos suman y son buenas personas”.

Más allá del talante interno, del entusiasmo que se ha instalado entre la afición y de las expectativas que genera la llegada de refuerzos, lo cierto es que todo lo marcarán los resultados. Y ahí Fernández fue absolutamente diáfano en su discurso. “Al final, lo que tenemos que hacer es ganar y sumar los tres puntos. No nos sirve otra cosa que no sea eso. La gente va a estar ahí, pero nosotros tenemos que darles los tres puntos a estos aficionados”, ha apuntado. “Sabemos el potencial de los que han venido y ha sido un acierto traerlos”, dijo sobre la batería de refuerzos en el mercado invernal. “Sé qué Jesús y Oliver iban a hacer un buen proyecto, pero la verdad es que te pilla de nuevas. Sabíamos que esto podía pasar”, dijo a propósito de los cambios drásticos en la estructura de una plantilla en la que confía.

“Yo nunca he dudado de que vamos a salvarnos, nunca. La situación sabemos que es complicada, pero la afición está ahí, todos los domingos animando, y ahora van a dar un plus por la ilusión que traen los compañeros nuevos. Solo podemos agradecerles su apoyo”, expresó el cordobés, quien dijo que la palabra que mejor define el nuevo proyecto es “ilusión”. No queda otra con la que se le vino encima al Córdoba “desde principios de temporada”. “Yo soy de aquí y ver al Córdoba en esta situación me frustra mucho y piensas que por qué pasa esto. Con Jesús y Oliver entra un aire fresco que le va a venir bien a todo el mundo”, ha zanjado el lateral derecho, que no estará el domingo en El Arcángel por sanción. En Zaragoza vio su quinta amarilla. Faltará a la cita, pero confía en sus compañeros. “Jorge (Romero) está día y noche trabajando para darnos todas las herramientas que necesitamos para ganar al Barcelona. No pasa otra cosa por nuestra cabeza”, concluyó.

Etiquetas
stats