Los rivales del Córdoba Futsal también mueven sus fichas

Andresito, en su presentación con el Jimbee Cartagena | JIMBEE CARTAGENA

A falta de protocolo de inicio de temporada, buenos son los fichajes para la Primera División de fútbol sala. Los equipos ya tienen prácticamente pertrechados sus equipos de cara a la próxima campaña. Hasta 94 altas se han registrado en los 18 conjuntos de la máxima categoría, unos más y otros menos. Las escuadras se preparan para una temporada más larga de lo normal pero también marcada por la incertidumbre, ya que ningún equipo ha podido disputar ningún amistosos de pretemporada para preparar la campaña 2020-21. La pandemia del coronavirus marca la celebración de la temporada aunque también lo hará el hecho de que no exista un protocolo para la celebración de eventos Covid-19 mediante.

El podio de equipos con mayor movimiento de altas lo encabezan, por unas causas o por otras, dos con marcado acento cordobés. Jimbee Cartagena, que se ha hecho con los fichajes de Bebe y Andresito, ha registrado hasta ocho nuevos fichajes en el marco de una renovación casi radical de sus plantillas, por contra de las siete blanquiverdes -al igual que Ribera Navarra y CD Xota-, con objetivos claramente diferenciados. Mientras que los cartageneros optan, al menos, a incordiar en la lucha por el título a Pozo, Inter y Barcelona, los blanquiverdes se verán inmersos en una lucha encarnizada por mantener la categoría, ya que esta campaña venidera tendrá hasta cuatro plazas para descender a Segunda División.

Curiosamente, dos equipos que precisamente vienen de esta última categoría mencionada son los que menos se han reforzado. Real Betis y UMA Antequera, ante las restrictivas condiciones económicas en las que se manejan, solo han incorporado a tres nuevas caras, manteniendo el bloque prácticamente intacto de los hombres que subieron a la categoría de oro del fútbol sala español. En esta estrategia de pocos movimientos también se ha desenvuelto ElPozo Murcia, con también tres altas, entre ellas, el regreso de Juanjo, ex portero del Barça.

Los que pelearán por no bajar la próxima campaña serán, a todas luces, los que ya estuvieron en esas lides en la temporada suspendida y los recién ascendidos. Así, Ribera Navarra, Fútbol Emotion Zaragoza, Burela, Córdoba Patrimonio, Real Betis y UMA Antequera estarán en la pugna por mantener la categoría en la Primera División. Los navarros han incorporado hasta a siete futbolistas, mientras que ha dejado marchar a ocho: una revolución casi total. Burela ha incorporado al ex blanquiverde Giasson y a cuatro altas más por seis jugadores que han salido en dirección a otros clubes. Mientras tanto, el equipo de José García Román ha cambiado cromos -siete altas y siete bajas- pero dando un salto de calidad respecto a la temporada de novato en la división. Los mencionados ascendidos han optado por mantener el grupo con el que han retornado a Primera División debido tanto al buen rendimiento sobre el parqué como por las necesidades acuciantes de no gastar demasiado en tiempos de pandemia. A expensas de que se celebre la temporada con 'cierta' normalidad, los equipos ya han hecho los deberes y se siguen ejercitando a la espera de conocer el futuro a corto plazo de la competición.

Etiquetas
stats