La RFEF mantiene su postura: el 5 de septiembre, fecha de inicio para el fútbol sala

Córdoba Patrimonio de la Humanidad-Aspil Jumpers Ribera Navarra (3-3) | ÁLEX GALLEGOS

El conflicto entre los clubes de fútbol sala y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sigue latente, y este lunes sumó un capítulo más a su controversia, en este caso referente al calendario de la competición de la campaña 2020-21. En este sentido, el pleno del Comité Nacional de Fútbol Sala aprobó por unanimidad la hoja de ruta de Primera y Segunda División masculina, así como la de las selecciones nacionales. Y en lo que respecta a la máxima categoría, la fecha fijada es el 5 de septiembre, la misma que ya aparecía en el borrador presentado a las distintas entidades por parte de dicho organismo.

Y ahí radica el principal punto de desacuerdo, pues la mayor parte de los clubes se mostraron en contra, entre ellos, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, aportando un calendario alternativo más acorde a sus intereses. En concreto, 13 de los 18 equipos de Primera elaboraron y enviaron a la RFEF una propuesta propia, tras mostrar su disconformidad por el borrador presentado por ésta el pasado 6 de julio. En dicha solicitud se especificaba que el inicio de la fase regular fuese el 19 de septiembre en Segunda y el 26 de dicho mes en Primera, con el fin de favorecer la vuelta a la actividad competitiva de manera progresiva, a través de un período preparatorio adecuado tras el parón de las competiciones y el confinamiento sufrido por el Covid-19, para tratar de evitar el riesgo de lesiones.

Asimismo, la propia LNFS ha indicado en un comunicado que "máxime en estos momentos en los que en zonas como Cataluña, debido a las nuevas restricciones por los rebrotes de la pandemia, se han cerrado las instalaciones deportivas y clubes como el Industrias Santa Coloma se han visto obligados a aplazar el inicio de su pretemporada". Una situación similar a la del Córdoba Futsal, en su caso con el propósito de conocer antes los resultados de las pruebas a las que se someterán los propios jugadores, y así evitar cualquier posible riesgo de contagio.

Sin embargo, la RFEF no ha atendido a ninguna de las propuestas presentadas por los clubes, que pretendían "equilibrar la distribución de la disputa de los partidos a lo largo de los diez meses de competición" y, sobre todo, "atender al cumplimiento de las normas sanitarias propuestas por las autoridades para preservar la salud de técnicos y deportistas y paralelamente a la correcta preparación de los jugadores con una vuelta progresiva y controlada que permita regresar a la competición sin un riesgo lesivo manifiesto", añade el escrito.

El calendario aprobado plantea la disputa de 19 jornadas de liga hasta finales de diciembre, lo que los clubes consideran "poco recomendable asumir tres partidos con sus respectivos viajes en un ciclo de tan solo 7 días, atentando contra el período mínimo de 72 horas entre competiciones de forma continuada", subraya. La última jornada de la competición regular será el fin de semana del 15 de mayo. Por último, otras fechas clave del calendario aprobado son la Final Four de la Copa del Rey 2019-20 del 18 al 20 de diciembre; la Supercopa de España, fijada para el 9 y 10 de enero de 2021; la Copa de España, del 25 al 28 de marzo de 2021; la Final Four de la Copa del 2020-21, prevista para el 21,22 y 23 de mayo del próximo año; mientras que entre el 3 y el 30 de junio se jugará el play off por el título de Primera División.

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2020 - 08:00 h
stats