De regreso a casa con el “objetivo cumplido”

Ferrer en la banda del Marbella Football Center. | MADERO CUBERO
Ferrer señala que “las sensaciones son buenas” tras la concentración en Marbella, que sirvió para “ir haciendo grupo y asimilando conceptos”

Atrás quedan los días en la Costa del Sol. La segunda parte de la Misión en Marbella terminó. Lo hizo con resultado satisfactorio. El regreso a casa se produce con un sabor de boca agradable. Bien es cierto que el trabajo no ha hecho más que empezar, pero en el final de la concentración en tierras malagueñas tocaba realizar balance. En ese sentido, Albert Ferrer se mostró contento tras el duelo de su equipo con el Cádiz. “Las sensaciones son buenas”, expresó el preparador catalán unas horas antes de que el Córdoba completara su última sesión en el Marbella Football Center y tomara rumbo a casa. Porque el equipo vuelve a estar en la ciudad de los califas, donde se volverá a ejercitar el sábado en doble sesión -una matinal a las 9:30 y otra vespertina a las 19:00, ambas a puerta cerrada-. Lo importante es que, después de una semana lejos del hogar, todo se desarrolló según lo previsto.

Así lo expresó el técnico en su comparecencia posterior al partido ante el Cádiz: “Nos marchamos de aquí con el objetivo cumplido”. El equilibrio final con los amarillos no desmejoró la impresión del entrenador barcelonés, que apuntó que el actual “es un período para ir haciendo grupo e ir asimilando conceptos”. Además, en relación el choque con el cuadro gaditano, recordó que “es difícil jugar estos partidos, contra estos rivales, con la intensidad que tienen y por lo que les supone jugar contra el Córdoba”. En definitiva, Ferrer terminó satisfecho con el trabajo realizado en Marbella. “En líneas generales hemos visto lo que queríamos ver”, señaló para concluir que se logró cuanto se buscaba en la concentración y eso era “acumular trabajo y no lesionarse”. Por cierto, que de cara al duelo con el Raja Casablanca advirtió de que “lo normal es que jueguen delante de la afición” todos los jugadores que integran el plantel blanquiverde.

Por tanto, de nuevo serán muchos los futbolistas que participen 45 minutos ante la escuadra marroquí, como sucediera ante el Marbella y el Cádiz. El único que completó esos choques fue Campabadal, del que no ahorró en elogios el preparador catalán. “Es increíble cómo está. Ya lo puedes poner de lateral o de extremo, que es un chico que tiene una fuerza física espectacular. Estamos contentísimos con él”, expuso para volver a insistir en que “la idea es cederlo para recuperarlo”. En una situación similar se encontraba Adri Cuevas, que sin embargo ahora “está ganando enteros para poder quedarse” con el primer equipo califal. Con todo, habrá que esperar al final de la pretemporada para saber qué sucede con el jerezano.

El de Florín es otro buen caso de los jugadores a los que quiere ver el técnico sobre el campo. El punta del filial gusta y mucho a Ferrer, que destacó “tiene trabajo, se desmarca bien y tiene media oportunidad y te mete un gol”. “Tiene que mejorar tácticamente, pero es un delantero que a cualquier equipo le gustaría tener; no sé si para empezar o no, pero tenerlo ahí por si se necesita”, explicó.

En su repaso de nombres, ensalzó a Gunino y Havenaar. Sobre el uruguayo aseguró que “es un portento” y resaltó el hecho de que “te da recorrido e intensidad”. “Es un chico que puede estar un mes sin competir y a la mínima que entrena un poco ya está. Tiene unas condiciones excepcionales”, continuó en torno al lateral derecho. También alabó al nipón, del que comentó que “parece que es un poco lento de movimientos, pero enseguida ve los espacios y se desmarca muy bien”. “Es un jugador que está continuamente moviéndose y tener esa referencia arriba nos viene muy bien”, concluyó. El técnico también habló sobre Fede Cartabia, que no participó en el choque con el Cádiz. El motivo fue que “tiene un problema en el tobillo”, si bien “está mucho mejor”.

Etiquetas
stats