Aquí estoy yo: la realidad real de Sandoval

Primer día de entrenamiento de Sandoval en el Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Hablando mucho. Trabajando más. El primer día en la oficina blanquiverde de José Ramón Sandoval se desarrolló tal y como se podía esperar de un entrenador de su calibre y en un equipo en las circunstancias del cordobesista, con la ilusión asesinada por un panel de resultados lúgubre y sus consiguientes complejos. El de Humanes llega con un discurso sencillo y contundente. Un “esto no es lo que parece” terapéutico y motivante, una apelación al orgullo, a la calidad oculta, a la honradez del oficio y a todo aquello que sea capaz de hacer hervir la sangre a un futbolista profesional. Sandoval llega con una misión y una realidad con dos caras: la visible y la soñada. No está el Córdoba para debates filosóficos, así que lo más procedente es sudar la gota gorda, abrir bien los sentidos y cumplir las consignas de un técnico curtido en situaciones duras, que ya dejó claro que los asuntos estéticos se quedan para mejor ocasión. Se trata de ganar y de hacerlo ya.

Sandoval conoció de primera mano a todo el grupo. Con él siguen entrenando Bambock y Montelongo, que no tienen ficha ni la tendrán. El camerunés y el uruguayo se han quedado cortados después de que la LFP confirmara a Jesús León, que estuvo el martes en Madrid, que la inscripción no era viable por haber rebasado el límite salarial. Son dos piezas que no podrá usar el madrileño, quien con su segundo, Ismael Martínez, exigió actitud, toque y viveza a los futbolistas. Este jueves habrá otra doble sesión, también en la Ciudad Deportiva y a puerta abierta. No hay tiempo que perder para dar una nueva dimensión a un equipo que examina cada jornada su condición de aspirante creíble a la permanencia. El viernes ya se echará la persiana a las prácticas, igual que el sábado. Ahí se ajustarán tuercas para conformar una alineación que, con Sandoval como jefe, es una auténtica incógnita. Todo empezará con Pawel Kieszek y terminará con Sergi Guardiola. El cambio en la dirección abre opciones para muchos: los nuevos e incluso los antiguos que no contaron.

Este domingo, ante el Granada, llega el primer compromiso en El Arcángel. En Los Cármenes también estuvo trabajando en su día Sandoval. No está el horno para sentimentalismos, aunque allí tienen de él un recuerdo imborrable. Lo salvó de descender de Primera División en unas cuatro últimas jornadas de órdago. Tenía una desventaja de siete puntos con la permanencia y solo doce en juego. Hubo hazaña. O llámenlo milagro, como hizo abiertamente -refiriéndose al Córdoba, obviamente- el dueño y presidente, Jesús León, en su comparecencia en la cadena SER. El montoreño continúa su tour para evangelizar futbolísticamente a descreídos e infieles. “La situación es de milagro y confiamos en él. Hasta que no sea imposible yo no voy a bajar los brazos”, dijo ante los micrófonos. También avanzó que el próximo domingo se instalará una fan zone en El Arenal para amenizar los prolegómenos del Córdoba-Granada, que empezará a las cuatro de la tarde. El club anunció que las entradas de Preferencia ya se agotaron y se presume otro lleno en las gradas, similar al del partido ante el Barcelona B. Esta vez con un derbi ante un adversario tradicional, con un técnico bien conocido -el valenciano José Luis Oltra, el último con el que el Córdoba jugó un play off de ascenso a Primera- y el respaldo de medio millar de aficionados en la grada de Tribuna. Habrá ambientazo. ¿Y milagro?

Etiquetas
stats