Rafa Sanz: “Tenemos que creer en nosotros”

Rafa Sanz, entrenador del Yosiquesé, durante un partido en Vista Alegre | TONI BLANCO

Es el quinto partido de la segunda fase y el Yosiquesé Cordobasket no ha logrado ganar ninguna de sus citas anteriores. Con ese balance, sus opciones de alcanzar la Fase de Ascenso a LEB Plata han menguado de forma ostensible. Son casi nulas a día de hoy. Pero los cordobeses aún tienen desafíos por delante. El primero, quebrar la racha y ofrecer a sus seguidores una noche de buenas sensaciones. Este sábado, a partir de las 20:00, recibirán en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre al Forus Medacbasket, una de las grandes revelaciones del campeonato. “Tengo mucha fe en que podamos ganar ante la afición”, asegura Rafa Sanz, entrenador de un equipo que presenta una tarjeta de 4 victorias y 8 derrotas a falta de siete citas en el calendario. Los malagueños llegan cuartos, con 6-6 y a una sola victoria del tercer puesto, que ahora ocupa el Ecoculture Almería.

Después de una última jornada plena de desgracias -se torció un tobillo Ish Sanders y el equipo padeció en Cazorla la derrota más abultada de su historia en la categoría, por 46 puntos de diferencia-, el Yosiquesé aborda el encuentro del sábado con la mente más limpia y despojado de presión. “Ya he comentado varias veces que de lunes a viernes hay pocos reproches. Somos un equipo que entrena bien, nos gusta lo que hacemos y tenemos un clima envidiable de trabajo. Pero ya dije que las victorias en esta fase estarían muy caras y que debíamos aprender y sembrar para el año próximo”, apunta Sanz, quien matiza que en absoluto se trata de una rendición. “Vamos a intentar ganar todos los partidos que restan. De hecho, lo hemos intentado, pero no lo hemos logrado en citas anteriores”, ha expresado el entrenador.

El Medacbasket está protagonizando su mejor curso. El equipo, que pertenece a la Fundación Javier Imbroda, ha fortalecido este año su estructura deportiva -formada por jugadores jóvenes de la cantera malagueña- con la llegada de varios jugadores americanos. El papel de Curtis, McGhee o Middlebrooks ha dado a la escuadra costasoleña una nueva dimensión, más poderosa. “Ellos tienen una plantilla muy sólida, son un buen equipo, bien dirigidos y con una capacidad física muy alta”, admite Sanz, quien augura que la receta para conseguir la ansiada victoria tiene un ingrediente básico: “Debemos evitar anoten fácil, hemos pasado de ser un equipo difícil a recibir demasiados puntos. Tenemos que mejorar ahí, ser muy valientes y creer en nosotros. Tengo mucha fe en que podamos ganar ante la afición”, afirma Sanz.

Etiquetas
stats