“El que quiera profanar nuestra ilusión va a tener que sudar”

González, en el palco de El Arcángel en el último partido en casa. FOTO: ÁLVARO CARMONA
Carlos González, “eufórico” tras un fin de semana triunfal, reaparece y dice que el Córdoba “está como hace dos años o mejor”

“Estoy eufórico, enamorado de todos”, ha asegurado Carlos González, presidente del Córdoba, en su primera comparecencia pública después de la resurrección deportiva del primer equipo y la “hazaña brutal, sin parangón en la historia del fútbol español” que protagonizó esta domingo el filial de Segunda B al lograr la permanencia a falta de una jornada. En la tertulia deportiva de la Cadena Ser, el mandatario blanquiverde ofreció su clásico perfil de desgarrado optimismo, esta vez apoyado sobre hechos reales, y lanzó un peculiar mensaje de concordia. “El Córdoba está donde está ahora gracias a todos los que han estado y a los que están. Yo doy las gracias a todos. A Pablo (Villa), porque hizo todo lo que pudo, y a Albert (Ferrer) por lo que está haciendo. Esto es una suma de todos”, ha declarado González, que ha instado a “hablar sólo de la ilusión, de lo que hay por delante, de ese maravilloso reto que tenemos todos los cordobesistas y cordobeses” y “dejar atrás el pasado”.

“Yo soy presidente, no pitoniso, pero lo que sí tengo muy claro es que vamos a intentar conseguir los puntos para ir al play off. Sea dentro o fuera, donde sea. Hay gente que a lo mejor no se da cuenta, pero hace dos años estabámos en la misma situación que ahora: que si entramos, que si salimos, pegándonos con unos y con otros para entrar en el play off. Ahí todos estábamos hablando de fútbol, fútbol y fútbol. Antes estaban el Almería, el Granada... Ahora veo que tenemos más posibilidades. Estamos hasta mejor y encantados con el reto que hay por delante”, ha señalado el dueño de la sociedad, que no entiende “por qué estamos siempre quitándonos méritos” y advierte: “Si nos metemos en el play off, que tengan miedo de nosotros”.

Carlos González, sonriente y bromista con los tertulianos de la Ser, se despachó a gusto con un torrente de elogios al “mejor entrenador de toda la historia en las categorías inferiores del Córdoba” porque “hizo ya un campañón con los juveniles”. “A ver si algún día le reconocen lo que vale”, dijo sobre José Antonio Romero, “el Molowny del Córdoba”, un técnico que “estará con nosotros hasta que él quiera”. La labor del entrenador del filial ha sido “extraordinaria” porque “cogimos un niño que se puso malo, le dimos todos los cuidados, empezó a andar, a gritar, a correr y el domingo le dieron el alta médica. Esto es maravilloso. Lo que han hecho Romero, su cuadro técnico y la plantilla de jugadores es algo increíble, una lección de ganar de vivir, de triunfar, de sentir los colores y el escudo”. González ha resaltado la gesta de un equipo “que tenía 14 puntos en la primera vuelta y que se ha salvado haciendo 38 en la segunda, a falta de una jornada y ganando en la casa del líder, el Albacete”, algo que tiene doble mérito por haberlo logrado “con la plantilla más joven de la Segunda B”. “En la defensa del último partido estaban Fran González y tres juveniles”, apuntó el presidente, que ha admitido que la aventura del filial le ha costado al club “sobre un millón de euros”. “Nos ha dejado tocaditos en la economía, pero ha valido la pena”, ha sentenciado.

Sobre el porvenir del primer equipo ha tratado de mantenerse prudente, aunque su irreductible ambición se dejó notar en cada intervención a propósito de las “cinco finales” que le quedan a los blanquiverdes. El aldabonazo en Barcelona ha dado una nueva dimensión a la temporada. “Albert no lo dirá nunca, pero bajó Zubi a felicitarle y le dijo que había hecho un planteamiento perfecto. Fue un partido de compromiso, bien jugado saliendo a la contra, no pegando pepinazos ni nada de eso, sabiendo lo que habíamos, con dos líneas de cuatro y una de dos... El viernes me contaron cómo iban a jugar y salió calcado. Fue maravilloso”, ha manifestado sobre el triunfo en el Miniestadi, que hace que el Córdoba dependa de sí mísmo. “Mira una cosa: Si el Sporting gana todos sus partidos y nosotros los ganamos también, ¿quién está en el play off? Nosotros. Pues ya está”, ha asegurado. “Yo sólo firmo 68 puntos), dice González, que confiesa que el camino será ”muy difícil“, aunque vaticina lucha sin cuartel: ”Aquí estamos los cordobeses y cordobesistas con nuestras lanzas. El que quiera profanar esta ilusión va a tener que sudar“.

¿Y qué sucederá con “Chapi” Ferrer? Ahí fue claro. “Tiene contrato con nosotros y éste no se va gratis”, dijo a propósito del catalán, que renueva automáticamente en caso de ascenso a Primera o disputa del play off. “Él está encantado con Córdoba, enamorado con el equipo, con la ciudad, con el trato de la gente y hasta con vosotros (los periodistas), lo digo de verdad”, ha contado González. En cuanto al sector crítico que sigue manifestándose contra su gestión, ha asegurado que “contentar a todos no puedo”. Alejándose del tono belicoso de otras comparecencias públicas, González ha asegurado que siente “respeto” por quienes no están de acuerdo con su manera de proceder al frente del Córdoba. “Los que me critican son cordobesistas y eso se lo agradeceré siempre. Ellos quieren al Córdoba y eso es lo importante. Que estén más o menos contentos con Carlos González es algo en lo que yo poco puedo hacer, sobre todo porque ya tienen su opinión formada”, ha declarado el presidente, que ha cifrado en “un 99,9” el porcentaje de críticos que “no han hablado conmigo ni un minuto en toda la vida”, por lo que “ni me conocen, ni saben cómo soy, qué pienso o cómo siento todo esto”.

Etiquetas
stats