Un punto de rebeldía joven

Alberto González, durante el duelo entre Córdoba y Tenerife | MADERO CUBERO

Continúa sin alcanzar el triunfo. Una circunstancia que poco a poco pesa. Sobre todo porque supone caer a la última posición de la tabla. También por el déficit que genera la situación a largo plazo. Aun así, el Córdoba muestra una media sonrisa después de empatar con el Tenerife. Básicamente debido a que rescata un punto cuando todo en dicho partido pareciera encaminado a la derrota. El cuadro califal al menos evita otra caída, lo cual puede agradecer especialmente a dos talentos de futuro. Dos promesas que alivian la carga de la responsabilidad con decisión y soltura. Los dos protagonizan el día después del duelo con los canarios en El Arcángel. Uno, Alberto González, por cerrar una actuación notable bajo palos en su debut con el primer equipo. Otro, Álvaro Aguado, por marcar un gol de grandísima factura que además permite mover de nuevo el casillero blanquiverde en la clasificación.

Es un punto de rebeldía joven lo que tiene el Córdoba en esta ocasión. Ejemplo de ello es precisamente Alberto González, cuyo nombre sonara una y otra vez a lo largo de la semana. Al cancerbero le correspondía defender la meta califal ante el Tenerife como consecuencia de las circunstancias. Un estreno con el primer equipo que le llegó con 22 años, cumplidos el pasado julio, y en un momento delicado. “No sabría describirlo con palabras. Es lo que llevo esperando desde que soy un crío y empecé a jugar al fútbol, debutar en el estadio y el equipo de mi ciudad”, expresó tras el partido ante los canarios. Un encuentro en el que además su intervención permitió a la postre rescatar un punto. Aun así, su primera vez fue agridulce. “Estoy contento, pero también tengo un sabor amargo, porque nos podíamos haber llevado los tres puntos y al final salimos con un empate”, indicó.

Su peor instante se produjo de forma inesperada. El gol del Tenerife subió al marcador por un golpe de fortuna, desfavorable esta vez para el Córdoba. “Me pilla colocando la barrera y el árbitro pita. Intento colocarme más o menos, el tiro va centrado y tenemos la mala suerte de que le da a Aguado y no me da tiempo a llegar”, expuso acerca de la acción que adelantó al cuadro insular. Pese al varapalo, Alberto González no perdió el control de la situación. Hecho éste en el que tuvo su parte de culpa la afición, que le brindó apoyo durante todo el choque. “Tenemos una afición que es espectacular, una de las mejores de Segunda, y les doy las gracias a todos ellos”, aseveró con idéntica naturalidad con la que asumió su debut. “He venido a entrenar y he trabajado normal, sin pensar mucho en ello”, confesó en relación a los días anteriores al encuentro.

Joven y rebelde es también Álvaro Aguado, algo que ya demostró la pasada campaña. El jiennense, también de 22 años, fue el encargado de salvar el punto que consiguió sumar finalmente el Córdoba. Lo hizo con un zapatazo imparable que elevo al éxtasis al equipo y a la afición. “Intento marcar de cualquier forma. Hoy me ha tocado un buen gol. Estoy contento por el punto, pero creo que hemos merecido más”, apuntó sobre su tanto, que vino además en un golpeo de primeras, sin recibir ni colocar. La diana, que celebró enérgico, sirvió según el centrocampista para demostrar que la palabra rendición no es conocida en El Arcángel. “En otros campos no sé cómo se lo tomarían, pero en éste hasta que no pita el árbitro no se puede dar nada por acabado, porque esta afición es increíble”, señaló.

“Apoyándonos como nos están apoyando a pesar de todas las dificultades, creo que se merecen esto”, prosiguió en referencia a la hinchada califal. También en relación a la actitud del conjunto blanquiverde hasta el último instante del partido. Eso sí, Álvaro Aguado admitió que la situación del Córdoba, a pesar del punto que rescató, no es la apropiada. “No nos vamos a engañar, al final no son los puntos que desearíamos tener en estos momentos”, aseguró sobre el 3 de 18 actual. “El equipo lo está intentando hasta el final, se está vaciando en el campo. Creo que jugando así, intentándolo hasta el final con la afición, vamos a conseguir más”, quiso añadir en este sentido.

Etiquetas
stats