Los Puertas, una cuarentena entre deporte y estudio

.

El confinamiento ha obligado a los deportistas cordobeses a permanecer encerrados en sus casas, aunque el interés y la pasión es imposible contenerlas. Es por ello que multitud de ellos continúan entrenando, en la medida de sus posibilidades, dentro de sus respectivos hogares. Y uno que respira disciplina deportiva por sus cuatro costados es el de los hermanos Puertas Fernández. La familia cordobesa más laureada de la historia del triatlón califal trata de mantener la forma dentro de las limitaciones impuestas. “Las mañanas las paso igual que antes, estudio y entreno un poquito al final, y por las tardes sí que, al final, como todo el mundo, viendo series, leyendo un poco, haciendo algún cursillo que vea interesante y viendo charlas, que la gente ahora se está animando mucho para hacer que la cuarentena sea más amena”, afirma a CORDÓPOLIS Camilo, el mayor de los tres hermanos, quien recalca a su vez que “la cuarentena va bien a nivel personal, sin problema de salud en ningún familiar, todo controlado”.

En su caso, no cabe duda de que es una de las referencias a nivel nacional. De hecho, en su palmarés destaca el subcampeonato de Europa Élite que conquistó en 2018 en la modalidad de duatlón cross, siendo el primer cordobés en alcanzar un hito así. Una vida dedicada al deporte, que ha tratado de mantener de la mejor forma posible durante este tiempo. “Tengo cinta en casa”, señala Puertas y, pese que “las dos primeras semanas no pude hacer nada”, ahora “llevo cuatro semanas entrenando normal. La bici, que tengo rodillo, y la carrera a pie. El agua, pues nada. Supongo que como el 99% de la gente que no tiene piscina. Cuando toque volver supongo que todos partiremos del mismo nivel”.

En lo que respecta a las competiciones, Camilo ve complicado que “se haga algo durante el verano”, aunque confía de cara a octubre. “Quizá soy muy optimista, pero quiero y creo que sí”, puntualiza. Eso sí, “la Federación Española de Triatlón no nos ha informado de nada, aunque sí que han mantenido reuniones con clubes donde han planteado diferentes escenarios, e incluso en el peor de todos había competiciones. Todo dentro de lo optimistas que son ellos también”, matiza.

Un periodo en el que no solo ha tratado de mantenerse él de forma activa, sino también a los atletas a los que entrena desde su condición de preparador. De este modo, detalla que “al principio la idea era mantener un estado aceptable, una condición física parecida a la que tenían antes”, por lo que “continué programando en base a los objetivos que tenían, porque claro, esto parecía que no se iba a alargar tanto”. No obstante, ahora “lo que intento es que vayan trabajando los hitos fisiológicos de alguna manera, un poco más de intensidad, un poco menos, un poco de libertad, por supuesto”. Un trabajo que compagina con su papel de opositor, en el que tuvo un desenlace amargo a comienzos de marzo, pues cayó en el último examen de conducción tras un año y cinco meses de estudio. “Entiendo que ha habido algo de criba, y me ha tocado en el paquete y me han puesto unas faltas que, sinceramente, considero que no cometí. Ahora mismo estoy fuera de la oposición de Córdoba del Ayuntamiento, pero entiendo y me consta que van a salir más plazas en poco tiempo, también en Diputación”, explica. Además, “me presenté también en Sierra de Segura y sigo en esa opo, por lo que el práctico será cuando esto se solucione un poco. Ahí seguimos peleando”, reconoce.

Un confinamiento que comparte junto a sus hermanos menores Ángel y Nico, ambos también como figuras relevantes de la disciplina a nivel estatal. De hecho, los tres comparten colores en el ANB Fanox Triathlon Team y Nico es doble campeón continental júnior en duatlón cross y triatlón cross. Respecto al primero, admite ser “bastante inquieto” y “me ha costado adaptarme” a la nueva rutina, aunque “somos bastantes en casa y eso ayuda a distraerse”. Una opinión que se contrapone con la de su hermano, quien subraya que ha ido “bastante mejor de lo que esperaba”, pues “he cogido una rutina y se me hace mucho más ameno”. Eso sí, en lo que respecta al tema deportivo, ambos reconocen que “por suerte contamos con materiales en casa”.

Finalmente, Ángel es más optimista en cuanto a las competiciones, puesto que “tengo esperanza en que se puedan realizar a finales de año, siempre y cuando sea seguro”, mientras que Nico espera regresar “lo antes posible, siempre y cuando nuestra salud no esté en riesgo”. Una cuarentena que les ha pillado en pleno periodo de estudio universitario. En ese caso, el segundo hace hincapié en que “está siendo difícil”, ya que “en muchas asignaturas no están siendo comprensivos con la situación y nos mandan demasiados trabajos”. Un seguimiento que se lleva a cabo “a través de las clases online y tareas por el campus virtual de la universidad”, según señala el primero, aunque deja caer que “no se hace tanto hincapié en el aprendizaje”. 

Etiquetas
stats