El Pozoalbense toma oxígeno

.

Lo necesitaba y así se dio. El peor clasificado de los tres representantes cordobeses en el Grupo IV de Segunda División Nacional ha logrado ver la luz para cortar una racha que ya iba por los once encuentros consecutivos sin una victoria que llevarse a su casillero. El Pozoalbense sigue soñando con certificar la permanencia, y buena parte de la moral que tenga de ahora en adelante saldrá de la goleada cosechada ante el Daimiel (8-1), último clasificado. El conjunto provincial se dio un festín de goles, en un duelo marcado por un fuerte acento local. De hecho, a los cuatro minutos ya mandaba en el electrónico, gracias al tanto de Andrea.

Precisamente ésta fue la que contó con mayor acierto, ya que firmó la mitad de los goles de su equipo.  A ella se sumó Juani Torres con un doblete, Loba y Ana Iglesias. Un soplo de oxígeno que permite al cuadro pozoalbense escapar de los puestos de descenso, y situarse en el décimo lugar con 17 puntos.

Poca opción tuvo La Rambla ante un Málaga (0-5) que va directo a por el ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino nacional. Inapelable goleada del líder de la clasificación, y que cuenta ya con una diferencia de hasta 105 goles a favor. Finalmente, El Naranjo tampoco pudo rascar nada positivo como local, después de ceder ante el Santa Teresa (1-3), rival directo en la zona media de la tabla.

Etiquetas
stats