La pólvora blanquiverde acaba el año ardiendo

Piovaccari celebra un gol ante El Ejido 2012 | ÁLEX GALLEGOS

Continuos altibajos. El Córdoba ha tenido una ardua experiencia en su segunda temporada consecutiva en la Segunda División B. Tras una vuelta donde el play off exprés propuesto por la Real Federación Española de Fútbol se quedó a tan solo dos puntos, la entidad califa quería resarcirse de la mala campaña cosechada y para ello realizaron una planificación de la plantilla acorde a la exigencia reinante. Gracias a esto, la escuadra blanquiverde comenzó un nuevo curso en la tercera categoría del fútbol español arrollando a sus rivales, pero el pobre estilo de juego generado por Juan Sabas en el banquillo hizo que el club estuviese peleando momentáneamente por el descenso a Tercera División. Aun así, la entidad cordobesa seguía teniendo una sequía goleadora que gestionó a la perfección con la llegada de Pablo Alfaro como nuevo técnico. Actualmente la escuadra califa es la tercera con mayor número de tantos dentro del Grupo IV.

Y es que el Córdoba ha resurgido de sus cenizas cual ave fénix clamando su poder. De hecho, tras la mala racha cosechada ante UCAM Murcia (0-0), Recreativo Granada (1-1), Sevilla Atlético (1-2) y Linares Deportivo (2-0), la entidad blanquiverde ha vuelto a ser ese equipo incisivo de cara a portería. La llegada de Pablo Alfaro le ha dado un aire fresco tanto al club como a la plantilla y Federico Piovaccari se ha destapado como el gran goleador de esta escuadra. El delantero italiano ha marcado más de un tercio de los goles totales del Córdoba en tan solo dos partidos. Por ello, el ariete es el máximo goleador del primer equipo califa gracias a los cuatro tantos en su haber. Debido a esto, el plantel ha alcanzado los 11 goles, quedándose a tan solo uno del Real Murcia y Recreativo de Huelva, máximos realizadores de todo el Grupo IV.

Por otro lado, el club cordobés tiene una bala en la recámara por si el italiano sufre una lesión importante o padece una baja física en el último tramo de la temporada regular. Willy Ledesma ha demostrado que es capaz de ser el ariete titular de la plantilla con un meritorio gol de cabeza ante el Real Murcia que, a la postre, significó la primera victoria de la era de Pablo Alfaro al mando de la plantilla blanquiverde. Por ello, el extremeño sigue esperando su oportunidad mientras que Miguel De las Cuevas ultima su recuperación. El extremo alicantino ha sido una baja sensible para el Córdoba durante toda la campaña y entra en los planes del entrenador maño ya que es una pieza clave en esta escuadra. De hecho, el futbolista tiene muchas posibilidades de tener sus primeros minutos tras su lesión muscular ante el Getafe en Copa del Rey y frente al Betis Deportivo para cerrar la primera vuelta del campeonato regular.

Mientras tanto, los extremos no han tenido un nombre y apellido fijo a lo largo de esta temporada. Las lesiones y las sanciones han hecho que Samu Delgado y Alain Oyarzun sean los jugadores que más minutos han cosechado en esta posición. Sin embargo, hay una alta competencia en ambos carriles debido a que Carlos Valverde ha cuajado una gran actuación con su rapidez y desborde, mientras que Moutinho estaba a un nivel superior, pero una lesión en el partido ante El Ejido le ha hecho ocupar un puesto en la enfermería blanquiverde. Aun así, el Córdoba está demostrando que todos los jugadores ofensivos pueden tener un puesto en el once inicial de cualquier partido y que ellos rinden a la altura de lo esperado.

Etiquetas
stats