La Superdivisión regresa a Priego, pero al Pabellón Municipal

Alejandro Calvo, en una imagen de archivo.

La espera termina al fin. Aunque lo hace de manera diferente a la previsible. Sea como fuere, la Superdivisión regresa a Priego de Córdoba. Ocurre, o va a ocurrir, más de un año después. En concreto, es el próximo fin de semana cuando la máxima categoría nacional de tenis de mesa vuelve a vivirse en la localidad de la Subbética. Claro está que va a ser con el Cajasur -nombre patrocinado del Real Club Priego TM- en la pista, si bien no va a ser para uno o dos encuentros por su parte. Hasta seis partidos se van a disputar entre el sábado y el domingo, y en ellos van a actuar otros cuatro conjuntos. Pero la nota curiosa en toda esta historia es que la sede de los enfrentamientos no va a ser el Centro Especializado de Tecnificación Deportiva (CETD). No en vano, debido al protocolo Covid-19 se hace necesario otro escenario más adecuado.

Para ser más exactos, la Superdivisión va a hacer escala en la provincia esta vez en el Pabellón Municipal Reverendo José Aparicio. El anuncio de la variación de sede corrió a cargo precisamente del Real Club Priego TM, que comunicó dicha decisión durante el lunes en redes sociales. “Los partidos correspondientes a las jornadas 4, 5 y 6 de la Concentración de Priego se trasladan al Pabellón Municipal con el fin de cumplir con las normativas anti Covid-19 establecidas por la RFETM”, expuso la entidad presidida por Jesús Machado. La razón principal es que el CETD no goza de las dimensiones en pista necesarias para la competición dentro del sistema marcado para esta campaña. Básicamente porque los encuentros se disputan de forma coincidente. Es decir, se juegan dos por horario.

Según detalló el club prieguense a CORDÓPOLIS, el motivo ya referido es el principal para la variación de escenario. El Pabellón Municipal Reverendo José Aparicio goza de mayor espacio y se hace más factible la participación de hasta cuatro equipos en un mismo momento. También resulta más sencillo, claro está, el control de contacto, aunque éste es prácticamente inexistente entre rivales, durante las contiendas. O más bien, el estricto seguimiento de las distancias sociales. Al fin y al cabo, no son sólo los jugadores los que están presentes sino sus compañeros y los cuerpos técnicos. De ahí que el CETD se vea relevado por el polideportivo, que por cierto fue años atrás, hasta la inauguración del Centro, la sede del Cajasur. Por tanto, va a significar además una especie de retorno a los orígenes.

La presente temporada, cabe recordar, se desarrolla por concentraciones en distintos lugares. El conjunto de Priego de Córdoba intervino en la primera, con victoria en sus dos encuentros, y descansó en la segunda. Quiere decir esto que juega después de medio mes aproximadamente, ya que el campeonato arrancó el 20 de marzo. Tales son las consecuencias en Superdivisión de la pandemia de Covid-19 dado que la Real Federación Española de Tenis de Mesa (RFETM) decidió este nuevo sistema, que va además por fases, en un curso que se supone de transición. A todo esto, el Cajasur va a ejercer de anfitrión de Vincios, Universidad de Burgos, L’Escala y Alicante. A los dos últimos se va a medir el sábado (18:30) y el domingo (11:00), respectivamente.

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2021 - 04:50 h