¿Pisarán todos los cordobeses de Primera el parqué de Vista Alegre?

Carlos Barrón, en un partido del Palma Futsal | LNFS

Todo continúa igual que hace algo más de un mes aunque con una variación señalada en los últimos días. La actividad está paralizada hasta nueva orden, que en este caso puede ser que no exista. O que se produzca de manera diferente a la prevista en un principio. La pandemia de Covid-19 condiciona sobremanera la vida de España, así como de otros países, y esto afecta al deporte como al resto de ámbitos. Desde comienzos de marzo están suspendidas las competiciones del país, entre ellas una Primera de fútbol sala en la que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad aguarda novedades. Al conjunto blanquiverde deberían de visitarlo todavía tres jugadores de la provincia, si bien en realidad son cuatro con uno más que ha de repetir.

¿Pisarán todos los cordobeses de Primera el parqué de Vista Alegre? Es una de las múltiples preguntas que surgen estos días. La principal es, por supuesto, si el torneo de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) se va a retomar finalmente o no. Son siete las jornadas que restan para concluir un campeonato en el que el cuadro califal, con nuevo técnico a la espera de estrenarse, por cierto, aspira a lograr la permanencia. La postura más reciente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) invita a pensar que no va a existir un regreso a las pistas esta misma campaña. Su propuesta es la de dar por terminado el curso en los campeonatos de fútbol no profesional y en los de la disciplina.

De esta forma se cumpliría el deseo del presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, José García Román. El mandatario blanquiverde insistió recientemente en diversos medios en que quizá lo más apropiado sería dar por cerrada la campaña para iniciar la preparación de la siguiente. Una visión diferente tenía uno de los jugadores cordobeses que habrían de acudir al Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre. Es Carlos Barrón, guardameta del Palma Futsal que alguna semana atrás fue reconocido como el quinto mejor del mundo en su posición en 2019. “Soy positivo y tengo la confianza de que se va a reanudar”, señaló el internacional con España en declaraciones al digital Cordobadeporte.com y que recogió la web oficial de la LNFS. “Es importante acabar la temporada porque queda mucho en juego”, recalcó antes de admitir que “es difícil predecir qué puede pasar”.

Precisamente Carlos Barrón es uno de los cordobeses de Primera, que no militan en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad lógicamente, que aún no tuvieron oportunidad de jugar en su tierra. Junto a él se encuentran Rafa López y Lolo Urbano, que además son compañeros en el Palma Futsal. Al cuadro balear, que es quinto en la competición regular y tiene muy cerca su pasaporte al play off, le correspondía visitar Vista Alegre el fin de semana del 4 y 5 de abril. A ellos se suma un cuarto jugador que sí sabe lo que es jugar en su provincia en la máxima categoría. Se trata de Francisco Javier Solano, que llegó en la tercera jornada de liga con el Movistar Inter.

El último caso es un rara avis en este sentido. En el mercado de invierno cambió de aires al rescindir su contrato con el conjunto madrileño para firmar acto seguido con el Jimbee Cartagena. El equipo departamental tenía fijada su comparecencia en el feudo cordobés precisamente para el próximo fin de semana. Con los murcianos tendría el de Bujalance que enfrentarse por segunda vez este curso a un Córdoba Patrimonio de la Humanidad que recibió ya a Bebé, Andresito, Boyis, Cecilio e Isi.

Etiquetas
stats