Antes de pisar el césped, una visita al médico

Héctor Rodas, en pleno reconocimiento médico. | MADERO CUBERO
El Córdoba pasa el reconocimiento clínico en el hospital San Juan de Dios, con la presencia de Oltra y de los descartados

Quizá todavía no se pueda afirmar que arrancó la pretemporada, por aquello de que falta pisar el césped. Pero la plantilla del Córdoba sí que dio por finalizado su período vacacional e inició de manera paulatina, como suele suceder, su regreso a la actividad este martes. Lo hizo con el tradicional reconocimiento médico en estas fechas, una cita que significa verano tras verano la puesta en marcha de cada equipo. Supone además el reencuentro entre muchos futbolistas, los que coinciden en sus turnos de revisión, y en este caso la primera toma de contacto con el entrenador. La presencia de José Luis Oltra en el Hospital San Juan de Dios, por la que pasaron los jugadores del conjunto blanquiverde desde primera hora de la mañana -en torno a las 8:30 comenzaron las pruebas clínicas-, fue precisamente uno de los detalles de interés. No es habitual, al menos así ocurrió en la entidad califal, que el preparador asista a este pistoletazo de salida oficial de un nuevo proyecto. Del mismo modo, destacable fue la aparición en el centro sanitario de los descartados por el club, entre ellos un Fran Cruz que fue de los primeros en llegar. Y no con la mejor de las sonrisas, como es lógico.

Al igual que le sucediera la pasada campaña, a Juan Carlos le tocó ser uno de los más madrugadores. El cancerbero acudió al Hospital San Juan de Dios en torno a las 8:30, para formar parte de la primera ronda de reconocimientos, en la que estuvieron Florin y Deivid, así como una de las dos únicas caras nuevas del equipo hasta el momento, Héctor Rodas. A lo largo de la mañana se sucedió la llegada de los integrantes de la plantilla blanquiverde, de los cuales unos cuantos tuvieron oportunidad de saludar a José Luis Oltra, que abandonó las instalaciones cerca de las 11:00. Unos conversaron con el técnico valenciano por vez primera, mientras que otros lo hicieron en lo que supuso un significativo reencuentro. Fue el caso de Xisco, quien compartió un instante de diálogo con el preparador con el que compartió ascenso a Primera. El balear jugó en el Deportivo la campaña 2011-12 bajo la batuta del ahora entrenador del Córdoba.

La realización de los reconocimientos médicos significó también el regreso de varios futbolistas cedidos el pasado curso, entre los que se encontraba Xisco. Con ese cartel de reincorporados aparecieron Bernardo, quien llegó antes que su hermano Fran -y con mejor cara, aunque el mayor de los Cruz no perdió ni mucho menos su buen trato con los medios-, Samu de los Reyes o Carlos Caballero. Además de Fran, fueron otros tres los jugadores descartados por el club a los que les tocó visitar el Hospital San Juan de Dios: Adri Cuevas, Damián y Arturo. Los cuatro tendrán que afrontar su futuro lejos de El Arcángel. Quién sabe si no será alguno más. El que no estuvo en la clínica fue Jonathan Bijimine: según el club, su turno corresponderá al día en el que realice las pruebas la plantilla del filial. Es decir, la situación del franco congoleño también debe de quedar aclarada, pues en un principio todo hacía indicar que por contrato empezaría a formar parte del primer equipo.

Las pruebas médicas suelen marcar cada año el inicio de la actividad de cada equipo en la transición de una temporada a la siguiente. Es decir, supone el punto de partida a la pretemporada, que en esta ocasión comenzará para el Córdoba más temprano de lo que es habitual. De hecho, la escuadra califal es una de las primeras en regresar al trabajo de toda la Segunda A. El reconocimiento está dirigido a conocer el estado físico en el que se encuentran los jugadores después del período vacacional. De nuevo, los exámenes clínicos del conjunto blanquiverde la supervisó el galeno de la entidad, Javier Bejarano, en compañía del doctor Pineda, encargado de comprobar el aspecto traumatológico de las articulaciones de los futbolistas, para los que no faltó la revisión cardiológica o las analíticas de sangre. Tras la visita al Hospital San Juan de Dios, a las 19:30 sí tendrá inicio, definitivamente, sobre el césped, el trabajo del equipo de José Luis Oltra. La hora prevista para el entrenamiento sufre un leve retraso de media hora, un tiempo que dedicará el preparador a ofrecer su primera charla a los miembros del vestuario.

Etiquetas
stats