La permanencia también se lucha en la grada

Aficionados del Córdoba en la visita de los blanquiverdes al Nàstic | LOF

El del próximo domingo (18:00) no es uno más. El duelo no es definitivo, pero sí puede ser definitorio. Se trata, y esto es indiscutible, de un partido trascendental para los dos equipos que lo disputan. La continuidad en Segunda A está en juego tanto para uno como para el otro, por lo que la derrota en esta ocasión es más dolorosa. La Cultural Leonesa aguarda al Córdoba para un choque en el que ambos conjuntos pugnan por buena parte de sus opciones de salvación. El encuentro es, esta vez lejos de tópicos, una auténtica final. Por esta razón los dos clubes tratan de movilizar a sus aficiones, cuyo aliento es más importante que nunca. Y los seguidores de una y otra escuadra responden. La permanencia también se lucha en la grada.

Ambiente de primer nivel es el que espera para la contienda entre la Cultural Leonesa y el Córdoba, así lo pretenden desde la entidad en este caso anfitriona. Tampoco deja de quererlo el conjunto blanquiverde, que intenta a lo largo de esta semana conseguir el mayor número posible de seguidores desplazados para la cita. Por el momento, la hinchada contesta animosa a la llamada del club. La caravana de valientes garantiza ya la presencia de en torno a 200 aficionados en el Reino de León, después de llenar cuatro autobuses. El club trata de completar el quinto y pensar en un sexto que eleve más si cabe la cifra de apoyos para un encuentro que es clave. Un total de 320 entradas están a disposición de la afición califal en El Arcángel. La reserva de una plaza en los vehículos fletados, con un precio de 21 euros entre asiento y localidad en el estadio, continúa en taquillas hasta el mediodía del viernes.

Con este nuevo requerimiento de adhesión lejos de su feudo, el Córdoba desea contar no sólo con el indispensable aliento de su gente. También opta a minimizar los efectos de las medidas tomadas por parte de la Leonesa de cara al choque. Porque el equipo que dirige José Ramón Sandoval se va a encontrar con una actitud muy en su contra -siempre bien entendido esto-. De ahí que cualquier voz que sume sea importante. La entidad leonesa tiene colgado el cartel de “no hay billetes” desde antes de comenzar la semana casi. No en vano, decidió entregar las entradas que tiene de venta libre a los abonados que en el anterior partido disputado en el Reino de León -ante el Tenerife, con triunfo por 3-2- retiraron suplemento. De esta forma, y tras realizar un llamamiento al uso de todo ese papel, la Cultural espera gozar de un lleno en su estadio. Y por tanto de un ambiente de gala.

Un refuerzo de animación que también pretende la propia afición local. Que el partido sea una fiesta, con el viento a su favor, desde antes del comienzo es lo que plantean los seguidores leoneses. De esta mentalidad surge la iniciativa de las peñas del club leonés, que convocan a toda la hinchada para realizar un trayecto desde el centro de la ciudad hasta el estadio. A las cuatro de la tarde, dos horas antes del duelo, están citados los aficionados de la Cultural en la plaza de la Catedral para desde allí partir hasta el Reino de León. En lo que suele denominar corteo, la afición del equipo que dirige Rubén de la Barrera va a dar más vida si cabe a esta contienda. La movilización ha de seguir después a lo largo de los noventa minutos, en los que, en efecto, la permanencia también se lucha en la grada.

Etiquetas
stats