Pedida de mano en El Arcángel

.

El partido Córdoba-Oviedo quedará en la memoria de quienes lo vivieron por lo que supuso deportivamente: la mayor goleada en los últimos cinco años y la permanencia en Segunda certificada. Todo el estadio vivió una fiesta, pero hubo dos personas para quienes este encuentro de fútbol guardará un significado especial para siempre. Rafael Delgado, presidente del grupo de animación Incondicionales, decidió que los asientos del Fondo Norte del estadio eran el mejor lugar posible para abordar un partido único: la petición de mano a su novia, Mari. Con ella comparte el amor por los colores blanquiverdes, lo que lo hizo todo un poco más fácil.

En el minuto 85, con el equipo local venciendo de manera aplastante a su adversario y la grada entonaba cánticos de corte futbolero, se puso en marcha un plan. Rafa se levantó y se dirigió hacia Mari. Sacó un anillo, se arrodilló y le pidió matrimonio en una escena que conmovió a todos los presentes. Los ánimos al equipo se aparcaron durante unos minutos para homenajear a los novios, que se abrazaron ante el aplauso general. En ese mismo lugar, el sector de Incondicionales, se conocieron ambos hace cuatro años. Este domingo se comprometieron. Sus compañeros del grupo inmortalizaron el momento en un vídeo.

Etiquetas
stats