“Es un partido bonito para mí, porque me tiré allí 11 años”

Raúl Bravo junto a Villa en un entrenamiento del Córdoba FOTO: MADERO
Raúl Bravo asegura que "jugar contra el Madrid siempre es bonito y en mi situación aún más", si bien indica sobre su pasado en el nuevo rival del Córdoba que "es una etapa que ya ha pasado"

Debutó con el Real Madrid en octubre de 2001. Lo hizo en el Santiago Bernabéu ante otro de los tres grandes históricos del fútbol español, el Athletic de Bilbao. Disputó 71 minutos y el conjunto blanco ganó ese día por 2-0. Después, a lo largo de la campaña 2001-02, participó en la consecución de la Liga de Campeones con que se alzó el equipo de Vicente del Bosque. Fue una etapa de transición en un camino que se inició en 1996 con tan sólo 15 años y que acabó en 2007. Conoce, por tanto, a la perfección a la entidad de la capital de España, cuyo filial recibirá este sábado al Córdoba. Ahora le toca defender al conjunto blanquiverde ante la escuadra en que creció y maduró, así como desde la cual dio el salto a la selección española. El último encuentro del año de los califales tendrá un sabor muy especial para Raúl Bravo.

No en vano, la trayectoria del lateral derecho, que jugó de central ante el Tenerife, no se entendería sin su paso por el Real Madrid y sus escalafones inferiores. Será un duelo quizá diferente en ese sentido para el de Palma de Gandía, que así lo afirmo en sala de prensa esta mañana. "Es un partido bonito para mí personalmente, porque me tiré allí, entre cantera y primer equipo, 11 años", comentó para después añadir que "jugar contra el Madrid siempre es bonito y en mi situación, con todo lo que he vivido allí, aún más". En cuanto a lo que guarda en la memoria de su pasado en blanco, indicó que "recuerdos tengo muchísimos, me he criado allí", aunque si tuviera que destacar uno en concreto lo haría con "el día que debuté en el primer equipo". Con todo, aseguró que en este momento sólo piensa en blanco y verde. "No soy mucho de mirar hacia atrás; pienso que siempre hay que mirar al presente y eso es una etapa que ya ha pasado", señaló al respecto.

En referencia a su antiguo equipo y que el sábado será su rival, destacó que se trata de "gente joven, rápida y con mucha ambición". "Es un equipo que te roba y luego dan tres o cuatro pases rápidos para llegar, tienen un contragolpe muy fuerte", agregó. De esta forma, recordó que el encuentro no será sencillo, aunque el conjunto blanquiverde desea ganar para seguir con sus aspiraciones intactas. "Sabemos que es un equipo (Real Madrid Castilla) que viene en racha, que viene bien y nosotros necesitamos muchísimo ganar para estar donde queríamos", apuntó para después señalar que "si conseguimos irnos de vacaciones estando en el objetivo, en puestos de play off, sería muy bonito". Y de período de descanso también se habló, pues al ser la última cita del año siempre surge la duda de si habrá concentración total. En este sentido, afirmó que "no tiene que haber ningún problema, uno sabe que está trabajando hasta el sábado a las ocho".

Por otro lado, el ex del Real Madrid fue cuestionado sobre su participación como central en el partido del domingo ante el Tenerife. "Al principio me sentí un poco raro, porque sí es verdad que hacía tiempo que no jugaba ahí, pero en cuento ruedas te vas sintiendo cómodo", comentó. Por cierto, en lo que a centrales se refiere, Bernardo será el representante del Córdoba en el partido Champions for Life de este año, que se disputará el 30 de diciembre en el Santiago Bernabéu y que en las dos últimas citas contó con futbolistas blanquiverdes. El canterano, que ya sabe lo que es jugar en Segunda A con el primer equipo, suple a su hermano Fran, que finalmente no podrá estar en la cita por lesión.

Etiquetas
stats