Pablo Alfaro: "No es positivo el empate"

Pablo Alfaro, durante el duelo ante el Recreativo Granada

Un descalabro a medias. Es conocida la fama del Córdoba de que, como si el señor Murphy -el de la ley- sobrevolara las cabezas de los implicados, algo le salga mal cuando lo tiene todo de cara. El equipo blanquiverde, cuando tenía ante sí una oportunidad de oro para asaltar de nuevo los puestos de play off, rescató un punto que bien pudo ser ninguno. La escuadra cordobesista, tras un postrero gol de De las Cuevas, sumó de uno cuando lo idóneo hubiera sido de tres tras los tropiezos del Linares ante el Sevilla Atlético (0-3) y UCAM Murcia en El Ejido (1-1). En cualquier caso, teniendo en cuenta el partido aplazado del Betis Deportivo, el Córdoba se pone a un punto del filial verdiblanco y tendrá que visitar la próxima semana a otro filial, el sevillista.

Pablo Alfaro, a tenor de los resultados, vive su momento más gris al frente de la nave blanquiverde. Una victoria que se antojaba crucial se esfumó en la primara parte con el tanto de Álvaro Bravo para el Recreativo Granada. El análisis del maño, partiendo de la autocrítica, es claro. "Me preocupa. Cuando no ganas, no nos vamos contentos. El equipo ha hecho muchas cosas para ser merecedor de la victoria, en la zona de tres cuartos hemos apostado por generar situaciones de desequilibrio. Hemos tenido el control, más ocasiones, lo hemos intentado con los cambios y nos han dificultado mucho más. El análisis tiene que ser realista y saber que la igualdad va a existir hasta el final y no vale decaer", explicó Alfaro. El técnico blanquiverde, además, admitió que "nos ha faltado más acierto en el último tercio de campo" y que "hay que ser más veloces y desbordar". Tiene claro, además, que el plan para la recuperación del equipo reside en la constancia y en la enmienda de los errores en defensa. "Tenemos que seguir trabajando y lo hemos intentado. Tenemos que volver a a esa dinámica de ser un equipo sólido y serio y que conceda poco, lo poco que concedemos nos penaliza mucho. (Tenemos que ser) Un equipo que no nos dejemos dominar, ese es el camino: ser capaces de conceder poco, ser determinantes en 3/4 de campo y plasmar esas superioridades", aseveró.

La igualdad en la categoría se hizo palpable una vez más, sumando la derrota del Linares en casa y del empate del UCAM Murcia en su visita a El Ejido. Se nivela todo tanto por arriba como por abajo, según Alfaro, todos mostrarán resistencia en su camino a conseguir los tres puntos en sus respectivos objetivos, igual que el Recreativo Granada llevó casi a la perfección su plan. "Hemos salido con la misma intención que llevamos siempre, de tener más el balón, apretar arriba, que el equipo demuestre que quiere vencer. Vuelves de nuevo a tener que remar contracorriente. No es sencillo. Somos conscientes de las dificultades, conforme se va acercando el final se va apretando", atestiguó el entrenador cordobesista, que añadió sobre el choque ante el filial rojiblanco que "es muy difícil mostrar la superioridad de unos rivales a otros. Nos tiene que servir como faro pero no es sencillo. Cada día es más complejo ser superiores a los rivales. No hay otra fórmula que centrarnos en el día a día y en el partido más cercano. Nos ha faltado esa fluidez en los últimos lances del partido pero todo lo demás ha estado bien. No tenemos que desfallecer porque es el camino que nos tiene que llevar lo más arriba posible.

¿Sumar siempre es provechoso? No para Alfaro. "No es positivo el empate. Hemos sumado uno, si hoy hubiésemos ganado, nos hubiéramos puesto algo más arriba. Todos buscamos ganar pero nadie regala los puntos. Uno más pero todavía quedan bastantes en juego. No está permitido desfallecer", manifestó el maño, que de nuevo vivió un partido en casa con el estadio vacío. Apostilló que "echamos mucho en falta a nuestro público. No es lo mismo estar con las gradas vacías que empujando al equipo pero no es una excusa, que tengamos esa idea. Eso nos iguala a los demás, ojalá poco a poco pueda entrar la gente a El Arcángel". Para el empate final, tuvieron gran parte de culpa los hombres de banda de refresco y, curiosamente, los tres debutantes con la camiseta del primer equipo del Córdoba -Ródenas fue el descarte por decisión técnica-. Nahuel Arroyo, Sidibé y Meléndez -este último, del filial- aportaron desborde desde los costados y "ese vigor y esa presencia que necesitaba el equipo". Un empate que no deja contento al Córdoba y que, de nuevo, le pone en una situación de final ante el Sevilla Atlético el próximo fin de semana.

Etiquetas
Publicado el
7 de febrero de 2021 - 21:12 h
stats