El valor de la osadía

Javi Galán trata de superar a un jugador del Osasuna | LOF

La osadía suele tener premio. A veces es el deseado, el ansiado. Otras, es menor el botín. Pero no por ello menos satisfactorio. Más aún cuando cualquier punto es bueno en el plano futbolístico. El Córdoba mantiene el pulso a la competición en su camino hacia la permanencia. Tanto es así que mejora su imagen, a pesar de modificar su planteamiento de juego, y arranca un importante punto de uno de los estadios más complicados de Segunda A. El conjunto blanquiverde vuelve a sumar tras igualar a un Osasuna al que lograra superar en lo que a la pizarra se refiere. De hecho, el cuadro rojillo obtiene el empate después de que los califales consiguieran adelantarse. La nota negativa, la amarillas que acarrean sendas sanciones de Sergi Guardiola y Loureiro y la expulsión de Aythami. Tres bajas sensibles éstas para recibir al Sevilla Atlético.

La tradicional "sorpresa" de Sandoval en el once fue mayúscula en esta ocasión. Y no sólo por los cambios, que fueron hasta tres, de piezas. El técnico apostó por un equipo eminentemente defensivo, casi sin apego al ataque. Aunque esto era sólo a priori, ya que se trataba únicamente de impedir al Osasuna que tuviera libertad de movimiento. De esta forma, dispuso un planteamiento con una defensa de tres más los laterales. Entró Jesús Valentín junto a Aythami y Quintanilla, mientras que Álex Vallejo formó dupla con Edu Ramos en la medular. Mientras, Narváez recuperó la titularidad para ser junto con Jovanovic el compañero de aventuras ofensivas de Sergi Guardiola. Así, se quedaron fuera Aguza y Quiles además del lesionado Reyes respecto del duelo con el Lorca.

Tras una primera acometida navarra, que acabó en la banda, el Córdoba realizó una clarísima declaración de intenciones. Elevó la presión a campo rival y asfixió al cuadro rojillo en la salida del balón. Poco a poco, a pesar de que el control del cuero lo tenía el equipo de Diego Martínez, la incomodidad era muchísimo mayor para el Osasuna. Y era inversamente proporcional a la seguridad que mostraban los blanquiverdes. Fue en el minuto 6 cuando se produjo una grieta con un centro que no controló bien Xisco. Aythami trató de despejar, pero obligó a Kieszek a permanecer atento para blocar. La ocasión fue un espejismo para los pamplonicas, que después sólo supieron generar una mínima sensación de peligro a través de un disparo lejano de Fran Mérida, el cual terminó por línea de fondo.

El Córdoba tenía maniatado al conjunto navarro y aparecía mejor asentado. Pero le faltaba la chispa del contraataque. Ésta no iba a tardar demasiado en saltar. Al paso por el minuto 17 Sergi Guardiola recibió en el interior del área local. Junto a línea de fondo recortó a Oier y con precisión mandó el balón al segundo palo, donde surgió un Javi Galán que de tiro ajustado a la madera abrió el marcador. Los de Sandoval daban el golpe deseado y llevaban el choque a su terreno. El tanto apenas provocó un ligero despertar del Osasuna, que se vio obligado sin embargo a buscar sus opciones en ataque por medio de acciones a esférico parado. En una de éstas, con ejecución de una falta por parte de Fran Mérida, Aridane cabeceó sin acierto.

Dominaba la situación plenamente el cuadro califal, que en el 25 sufrió el contratiempo de una lesión de Quintanilla. El preparador blanquiverde decidió mantener el sistema y dio entrada a Caro. El panorama, con todo, no varió lo más mínimo y el nerviosismo empezó a hacerse patente en El Sadar: la afición rojilla silbaba tras la media hora de partido. Justo después Kike Barja tuvo una oportunidad magnífica para igualar, pero su tiro se marchó alto. Lo mejor es que hombres como él, Borja Lasso, Xisco o David Rodríguez tenían escasa presencia en el duelo. Así, el Córdoba pudo elevar su renta hasta por dos veces. En el 37, Narváez no se entendió con Guardiola tras una rápida contra. Sí lo hizo en el tiempo de añadido, con una acción al primer toque que culminó Jovanovic. El serbio tuvo el 0-2, pero se topó con Herrera. Aun así, al descanso tenía el equipo de Sandoval el resultado a su favor.

Se sentía obligado el Osasuna a dar la vuelta al tanteador. Por este motivo, Diego Martínez decidió empezar a quemar sus naves. Retiró a Javi Flaño y llamó a filas a Quique González. De entrada, fue el conjunto blanquiverde el que pudo hacer daño. Un servicio desde la banda sin embargo no encontró rematador. Tras unos minutos de control absoluto del partido, el Córdoba sufrió una cada vez mayor insistencia de los navarros en ataque. El primer intento de empate lo quiso iniciar Fran Mérida, pero su centro lo atrapó Kieszek de primeras y sin el más mínimo problema. Fue dos después cuando el conjunto rojillo logró igualar la contienda. El tanto de los pamplonicas llegó de la manera más inesperada. Los de Diego Martínez ejecutaron un córner que repelió bien la defensa blanquiverde. El rechace le cayó a Borja Lasso, que sacó a relucir la calidad que atesora y colocó el esférico allí donde es imposible detenerlo. Entró por la escuadra el cuero y el Córdoba vio neutralizada su ventaja.

A pesar del golpe, el cuadro califal no perdió la compostura. Cierto es que hubo de emplearse mucho más a fondo en labores defensivas, ya que el Osasuna encimaba de manera constante el área visitante. Pero la persistencia no dio frutos a los navarros, que sólo contabilizaron una ocasión más en los minutos siguientes. Y fue casi 20 después de poner las tablas en el electrónico. En el 74, un servicio desde la banda hizo que el balón se paseara por línea de gol ante la portería defendida por Kieszek. El Córdoba gozó también de su oportunidad para romper el equilibrio, pero no estuvo acertado. Primero Sergi Guardiola abusó de la conducción y después Javi Galán no definió bien.

Después, el choque entró en una fase sin apenas juego. Fue en un tramo final en el que primero vio la segunda amarilla Aythami y después la roja directa, en el banquillo, Stefanovic. La inferioridad duró poco para los califales, sin embargo, pues Xisco perdió los nervios e instantes antes del último pitido de De la Fuente Ramos vio dos tarjetas seguidas. Así, de forma un tanto fea, alcanzó su final el encuentro. Quizá, tras tomar ventaja en el tanteador, el punto pueda saber a poco para el Córdoba. Y sin embargo está cargado de valor para continuar en la brecha, a dos puntos de la permanencia -a falta de que concluya la jornada-.

FICHA TÉCNICA

CA OSASUNA, 1: Herrera, Lillo, Oier, Aridane, Javi Flaño (Quique González, 46´), Arzura, Borja Lasso (De las Cuevas, 83´), Fran Mérida, Kike Barja, David Rodríguez (Coris, 71´) y Xisco.

CÓRDOBA CF, 1: Kieszek, Loureiro, Quintanilla (Caro, 29´), Aythami, Jesús Valentín, Javi Galán, Jovanovic (Álvaro Aguado, 61´), Edu Ramos, Álex Vallejo (Aguza, 73´), Juanjo Narváez y Sergi Guardiola.

ÁRBITRO: De la Fuente Ramos (Comité Castellano-Leonés). Expulsó por doble amarilla al local Xisco (93´) y al visitante Aythami (90´), así como con roja directa a Stefanovic, en el banquillo (92´). Mostró cartulina amarilla a los locales Fran Mérida, Borja Lasso y Aridane; y a los visitantes Sergi Guardiola, Edu Ramos, Loureiro, Aguza y Caro.

GOLES: 0-1 (17´) Javi Galán. 1-1 (57´) Borja Lasso.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada del campeonato de Liga en La Liga 1|2|3, disputado en El Sadar ante 14.045 espectadores. De ellos, más de un centenar son aficionados del Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2018 - 16:22 h
stats