Oliver y González sellan su alianza para tomar el control del Córdoba

Carlos González | MADERO CUBERO

Luis Oliver y Carlos González, exdirector general del club y expresidente, han formalizado su alianza con el fin de retomar el control de la propiedad del Córdoba y evitar que se cierre el proceso de venta de la unidad productiva autorizado por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba. La única oferta presentada es la del grupo Infinity, representado en España por Crowe y con capital procedente de un fondo en Baréin.

La idea de Bitton y Azaveco es presentar una propuesta alternativa que permita la estabilidad económica y un proyecto deportivo para devolver al Córdoba al mapa del fútbol profesional. “Queremos que el club sea de los cordobeses”, indican fuentes de Bitton, que aclaran que están armando una oferta “sólida” para que “el Córdoba siga manteniendo su identidad” y recupere “el sitio que le corresponde”. El grupo de Oliver subraya que el proceso de capitalización de la deuda por acciones la ejecutarían independientemente de las personas o grupo que terminaran siendo propietarios de la entidad.

Ambos han elevado ante notario un acuerdo por el cual los 2'9 millones de deuda reconocida con las empresas Bitton y Eisenar -de Oliver- se convertirían de manera automática en capital del Córdoba con una condición previa: que Azaveco (González) recobrara el control del club. La propiedad de las acciones (el 98'7 por ciento) de la entidad está actualmente bajo proceso judicial, con una vista en Madrid el próximo 13 de diciembre. González reclama la titularidad de los derechos de todo el paquete accionarial puesto que Aglomerados (Jesús León) no le pagó los 4'5 millones del último plazo pactado el pasado 31 de julio.

Los acontecimientos posteriores, con la entrada en un segundo concurso de acreedores y el desglose de la entidad y la venta de la unidad productiva autorizada por el juez, han variado el escenario de modo drástico.

El auto dictado por el juez Antonio Fuentes para autorizar la venta de la unidad productiva del club, cuya culminación dependerá del administrador concursal, Francisco Estepa, si así lo estima, ha tenido varios recursos: el de un grupo de extrabajadores del club -entre los que están los entrenadores Enrique Martín y Rafa Berges, la abogada Magdalena Entrenas o el director general Alfredo García Amado-, de la Federación Española de Fútbol -en durísimos términos- y de Azaveco (Carlos González).

Etiquetas
stats