La noria de Alfaro

Oltra y Alfaro, en la primera jornada de Liga en el Córdoba-Tenerife | ÁLVARO CARMONA

En agosto debutó en la Liga con un partido cargado de sensaciones. Salió como titular en el Córdoba, que se apoyó en su imagen para su campaña de abonos en un gesto que exponía con claridad las intenciones de convertirle en un icono de la afición. El rival era el Tenerife, el club en el que el punta de La Palma del Condado vivió una época dorada de su carrera. Con los chicharreros formó un dúo goleador con Nino y contribuyó a un ascenso a Primera División, bajo la dirección desde el banquillo de José Luis Oltra. Precisamente el hombre que mandaba en el Córdoba y que solicitó de forma expresa su fichaje. Todo salió perfecto. El Córdoba ganó, Alfaro marcó y todos se las prometían muy felices. De aquello sólo queda el recuerdo. A día de hoy, el jugador atraviesa una situación opuesta. Nada sencilla.

Alejandro Alfaro (Huelva, 1986) esperará una semana más con inquietud el momento en el que Luis Miguel Carrión haga pública la lista de convocados. En las primeras 16 jornadas no hubo problema. Con Oltra siempre fue de la partida. Siempre en el once. Nunca faltó. Después del exitoso estreno, sólo marco una vez más. Fue en Alcorcón, en la jornada sexta, y su diana valió otra vez tres puntos (0-1). El Córdoba vivía entonces sus mejores momentos. Estaba en zona de play off y parecía que su rango de candidato no admitía discusión. Pero después llegó el declive colectivo, los malos resultados, los movimientos en el equipo y los cambios de posición. Pasó de extremo izquierdo a medio centro. Nueve jornadas sin ganar sepultaron a Oltra, que fue despedido a finales de noviembre después de una derrota en El Arcángel ante el Tenerife. Desde ese instante, la vida deportiva de Alfaro dio un vuelco.

Con Carrión, el jugador apenas ha tenido protagonismo. En nueve partidos oficiales, cinco de Liga y cuatro de Copa, Alfaro sólo ha disputado completo uno: el de ida de octavos de final en el Santo Domingo de Alcorcón (0-0). También contó el técnico catalán con él en el tramo final de los partidos de Copa en Málaga (3-4) y de Liga en Reus (1-2) y en casa ante el Cádiz (1-3). Los otros cinco los vio desde el banquillo o la grada. El nuevo entrenador buscó otras opciones.

Con contrato hasta el próximo 30 de junio, Alfaro lo tiene difícil en el Córdoba actual. La irrupción de Javi Galán, procedente del filial de Segunda B, le quitó minutos de protagonismo. El primer fichaje del mercado invernal ha sido, además, un futbolista como Javi Lara que también actúa como extremo izquierdo y que después de haber recibidido su transfer está en condiciones de poder debutar en Tenerife. Una vuelta al calendario después, la noria del fútbol tiene a Alfaro en la parte baja. ¿Conseguirá subir de nuevo?

Etiquetas
stats