Miquel, el compromiso joven en un Córdoba terminal

Manuel Miquel, ante un jugador del Mirandés. FOTO: MADERO CUBERO
“Me gustaría quedarme, pero no me ha llamado nadie”, dice el mediapunta de Palma del Río tras su debut con el primer equipo

En una línea de actuación tendente a sacar del foco a la primera plantilla y su desventurado final de temporada, el Córdoba sigue poniendo en el escaparate a sus talentos jóvenes. La web oficial del club es una oda al filial de Tercera División, cuyos jugadores ocupan todos los espacios principales dejando al margen un suceso por venir: el próximo domingo, a las siete de la tarde, el Numancia y el Córdoba cerrarán la Liga Adelante en Los Pajaritos en un duelo irritante y amargo, todo un engorro. El partido importante es el lunes, en Los Cármenes, a donde se desplazará el conjunto de Pablo Villa -con un buen número de seguidores detrás- para cruzar su camino con el Granada B en la segunda eliminatoria del play off de ascenso a Segunda B. Ahí podría estar Manuel Miquel, un chaval de 18 años que el pasado fin de semana se estrenó en Segunda División con la blanquiverde en el partido ante el Mirandés. Juan Esnáider llevaba tiempo dándole cariño, pues le sedujeron el despliegue de entusiasmo y los detalles técnicos del mediapunta en el partido amistoso que el equipo jugó hace mes y medio en Palma del Río. Natural de esta localidad es Miquel, que está siendo partícipe de episodios duros esta temporada. Le tocó jugar en el equipo de División de Honor Juvenil, que descendió de categoría, y ahora lleva varias semanas metido en la rutina de la primera plantilla, que es todo un polvorín.

“El míster no me ha dicho nada en especial, una felicitación como la de los demás compañeros. Me siento como uno más, como si fuera del grupo, que ahora mismo lo soy”, ha explicado el futbolista en su primera comparecencia ante los periodistas. El departamento de comunicación del Córdoba determinó que fuese el juvenil quien acudiera a la cita en la sala de prensa y no otros jugadores, situados en el candelero por razones menos amables que un debut en categoría profesional. Era el caso de López Silva, solicitado tras haber desvelado Diario Córdoba que el club ha reabierto las conversaciones con el onubense para una posible renovación después de que su adiós se diera prácticamente por hecho durante meses. La cuestión es que Miquel se ha presentado y ha desgranado sus sensaciones. Para él, que llega nuevo, la vida es de otro color.

“El ritmo y la intensidad del partido son diferentes, aquí van como motos. También llevaba sin competir, pero sí entrenando, desde que jugué con el División de Honor ante el Betis, casi dos meses, y lo noté bastante”, ha apuntado el medio cordobés, quien tiene claro el camino para labrarse un porvenir en el fútbol. “Estamos muy contentos todos los que me rodean y yo, porque saben que llevo mucho tiempo trabajando en esto. Con trabajo y esfuerzo todo llega. Desde que llegué mi intención siempre ha sido trabajar al máximo, independientemente de estar en el once o no. Me sorprendió verme en el once y esta semana la encaro con la misma ilusión de volver a jugar”. ¿Y cómo ve el futuro en el Córdoba? El canterano admitió que su idea es “seguir aquí”, aunque “no tengo contrato ni nada”. “De momento no me llama nadie, pero mi intención es estar mucho tiempo en el Córdoba”, ha dicho. Ilusión no le falta a Miquel.

Etiquetas
stats