La Media de Córdoba: Cherono y Mengich, dos leyendas

Benson Cherono, en una prueba de Estados Unidos.

Más de tres décadas suponen un fértil terreno para la recolección de datos relevantes. Sobre todo con un recorrido que además de extenso está protagonizado por miles de nombres y algunos de ellos de especial importancia. Tanto es así que existen hechos y hechos para recordar, ya que unos resultan mucho más memorables que otros. Una afirmación ésta sustentada principalmente en el histórico éxito compartido en 2003. La edición de aquel año es todavía hoy, después de más de tres lustros, la de los récords en la Media Maratón de Córdoba. Y aparecen dos nombres que sobresalen entre los más destacados de la emblemática prueba, la que más de la provincia. Especialmente significativos son los de Benson Cherono y Deborah Mengich al ser quienes desde la mencionada cita mantienen los mejores registros masculino y femenino de la carrera. A pesar de tanto tiempo transcurrido, nadie es capaz de mejorar sus marcas.

En una auténtica leyenda del atletismo se convirtió unos años atrás Benson Cherono, que desde luego lo es en Córdoba. Así es gracias a su participación en una Media Maratón que entonces tenía notable presencia africana. Era la etapa en la que desde el Instituto Municipal de Deportes (Imdeco) se acudía, mediante contratación incluso, a grandes nombres de la disciplina a nivel internacional. Surgieron figuras como las de Echadli My Tahar o Philemon Kipchumba, pero por encima de todas, quizá sin esperar que así fuera, la del keniata. Y eso que su edad era de sólo 19 cuando hizo acto de presencia en la ciudad para, ante el asombro de propios y extraños, alzarse con una victoria contundente y que terminaría por pasar a la posteridad. El joven corredor entró en el palmarés iniciado en 1985 por todo lo alto.

Ocurrió el 30 de noviembre de 2003, hace ahora 17 años casi exactos. El aniversario llega el próximo lunes, que debería ser un día después de celebrarse la carrera, por primera vez cancelada. La línea de meta no se ubicaba entonces todavía en la Puerta del Puente -que no Arco del Triunfo, que en Córdoba no existe-. Terminaba la prueba en esa ocasión en la pista de El Fontanar y en ella fue donde Benson Cherono, casi en categoría juvenil -por muy poco- se impuso con una marca inalcanzable. El africano detuvo el crono en 1:01:42, un registro al que después apenas pudo acercarse algún atleta en menos de un minuto. El propio Philemon Kipchumba, antes citado, consiguió en 2005 la mayor proximidad y por ende el segundo mejor tiempo de la competición: venció al concluir en 1:02:33.

Hasta la irrupción de Benson Cherono el récord masculino y absoluto en la cada vez más relevante Media Maratón de Córdoba lo poseía Almoazir Abdelkader. El marroquí obtuvo el triunfo con un registro de 1:02:46 en la undécima edición de la competición, celebrada el 26 de noviembre de 2005. Por cierto, el magrebí es hoy por hoy el atleta con más títulos -no en global pues en féminas domina Carmen Mingorance- con nada más y nada menos que cuatro. Pero la historia no se escribe sólo con Cherono sino, tal y como quedó escrito con anterioridad, de la mano de Deborah Mengich. Ella fue la corredora más rápida en la prueba también en 2003, junto con su compatriota. Porque la deportista es natural de Kenia y en la capital una auténtica leyenda, otra llegada de África, merced a su papel en la emblemática cita. Son por tanto dos los récords que aún permanecen en el tiempo camino ya de las dos décadas.

Deborah Mengich se proclamó vencedora de manera incontestable. Como muestra de tal hecho está la imperturbable mejor marca femenina de todos los tiempos en esta prueba. La keniata cerró su participación en la Media Maratón con un crono de 1:12:41 y, de esta forma, consiguió ser la primera mujer en rebajar el registro de la hora y trece minutos. En ese momento su éxito se revistió de brillantez pero no fue hasta que los años se sucedieron y las ediciones continuaron una tras otra cuando tomó importancia tan amplia como la del logro de Benson Cherono. Antes, el honorable título de la más veloz de la competición lo alcanzó Rita Borralho, que campeonó en 1990 con 1:13:38. Desde aquel 30 de noviembre de 2003, sólo tres atletas se acercaron en cierto modo. En cierto modo porque ninguna pudo reducir su tiempo de la ya referida hora y trece minutos. Por cierto, la terna fue en su totalidad de origen africano. Entre ellas, quien se aproximó realmente a la hazaña de Mengich fue Alice Chelangat, que completó paso por la capital con un dato de 1:13:03.

Etiquetas
stats