Martínez Moreno, arbitraje cordobés de Primera

.

El arbitraje andaluz está de enhorabuena. A pesar de que las competiciones de cualquier tipo a nivel profesional están en el aire, ya sea en fútbol o fútbol sala, el Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha dado a conocer su informe arbitral correspondiente al curso acabado de manera abrupta, el 2019-20. En este caso, Antonio Martínez Moreno, asistente cordobés de 35 años, promociona a la Liga Santander tras cuatro años como linier en los campos de Segunda División.

Martínez Moreno se mete de lleno en el selecto grupo de hasta cinco asistentes andaluces que formarán parte del colectivo arbitral en la máxima categoría del fútbol español. Alcoba Rodríguez, Baena Espejo, Barbero Sevilla y Martínez Serrato serán sus paisanos como árbitros asistentes de Andalucía en Primera. Dos períodos no consecutivos en Segunda División B y los mencionados cuatro cursos en la Liga Smartbank han sido currículum suficiente para que, sumado a sus méritos y a su talento banderín en mano, suba de categoría para asistir al colegiado principal en una de las grandes ligas europeas. El linier cordobés asciende de categoría al igual que lo hace el árbitro principal sevillano Figueroa Vázquez, que ha permanecido hasta ocho años en la división de plata para subir en 2020 a Primera División.

Desde la Real Federación Andaluza de Fútbol se han deshecho en halagos hacia los diferentes colegiados y colegiadas que han ascendido de categoría, ya sea fútbol masculino, fútbol sala masculino o sus homólogos femeninos. Así, la institución deportiva autonómica asegura en su comunicado que “todos estos nuevos ascensos no son más que una muestra más del trabajo que desde la RFAF, y más concretamente, desde su Comité de árbitros se está realizando para que el arbitraje andaluz siga actualizándose y colocándose en lo más alto”. El arbitraje andaluz y, concretamente, cordobés siguen dando pasos amplios para una mayor presencia en el balompié de elite español.

Etiquetas
stats