Markovic, el hombre de la sonrisa en la medular

Markovic, en la presentación del Córdoba ante su afición. | ÁLVARO CARMONA
El serbio, que hace gala de un gran sentido del humor, es hasta ahora una de las piezas clave para Oltra | El medio centro es uno de los tres jugadores que ha disputado todos los minutos en Liga

Es una de las imágenes más habituales en el Córdoba hasta el momento. El inicio de Liga le sienta bien y aparte parece ser que tampoco necesita demasiado para sonreír. Sasa Markovic es, en lo que va de temporada, uno de los jugadores más destacados del conjunto blanquiverde, aunque todavía ha de aparecer más en su faceta ofensiva y en la ayuda a la creación de fútbol. Al menos, y eso no tiene discusión alguna, es una de las piezas clave para José Luis Oltra en este comienzo de temporada. Los datos en ese sentido hablan por sí solos: el serbio es uno de los tres futbolistas de la escuadra califal que ha disputado todos los minutos de Liga. En definitiva, el centrocampista es hombre importante dentro de un equipo poco acostumbrado a disfrutar con jugadores de otra nacionalidad diferente a la española.

Los futbolistas nacidos allende las fronteras de España no suelen responder, no lo hacen por lo menos como norma general, a las expectativas que en torno a ellos se genera cuando recalan en el Córdoba. Markovic trata de convertirse en la excepción que confirme la regla, más si cabe después del mal sabor de boca que dejó la pasada campaña el carácter internacional del equipo. Apenas unos cuantos partidos supieron brillar hombres como Fede Cartabia, Ghilas o Bebé. Otros ni siquiera lograron entrar en los planes reales del entrenador de turno, casos como los de Havenaar o Ryder Matos. Todos cayeron por fortuna en el olvido gracias al buen inicio de temporada en ésta del retorno a Segunda A, en la que precisamente el serbio es uno de los fijos en el once de Oltra. Sólo él, Deivid y Domingo Cisma consiguieron sumar la totalidad de los minutos disputados hasta el momento en competición liguera –el sábado, debido a la lesión que sufrió, perdió ese rol Héctor Rodas–.

Sasa Markovic, el hombre de la eterna y amplia sonrisa del Córdoba, es de esta forma uno de los indiscutibles para el técnico. Enseguida tomó, además por los destellos de calidad que anteriores encuentros regaló, protagonismo dentro de un equipo que, sin embargo, espera que brille más en otras facetas de juego, como la generación del mismo o la ofensiva. En este último aspecto consiguió también escribir su nombre en la lista de goleadores blanquiverdes en este inicio de campaña. Lo hizo en Leganés, con un lanzamiento de falta directo que terminó en las redes también con un ligero toque de suerte. Exactamente el toque que dio un rival al balón para que éste batiera al meta pepinero. Por tanto, si bien su actitud y su rendimiento distan muy mucho de los que tuvieran diferentes futbolistas del pasado curso, aún aguardan desde la grada que ofrezca mayores prestaciones. Mientras tanto, al centrocampista no le faltará la alegría, como tampoco la confianza de Oltra.

Etiquetas
stats