Maca y la prueba del siete

Maca, durante un entrenamiento en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Durante muchos meses no se ha oído una voz más alta que otra. Conscientes de sus humildes orígenes, mantuvieron siempre la prudencia a la hora de hablar de sus objetivos. El realismo impregnó cada actuación, cada jornada, cada análisis... Hasta ahora. Faltan siete partidos y el Itea Córdoba CF Futsal ya ha realizado -suceda lo que suceda a partir de ahora- una temporada tremenda. Debutante en Segunda, se ha ganado el respeto de toda la división, ha relanzado su deporte en la ciudad y quiere exprimir el momento. “No vamos a renunciar a nada”, dice su técnico, Miguel Ángel Martínez, Maca, en las vísperas de la jornada 24. Los blanquiverdes recibirán en el Palacio de Deportes Vista Alegre (sábado, 20:00) al Tenerife Iberia Toscal, el colista del grupo. Será el primero de una racha de siete partidos en los que, con la calculadora en la mano, se pueden hacer cuentas razonables de pelear por entrar en los 'play offs' de ascenso a la máxima categoría del fútbol sala nacional.

“Estoy enormemente orgulloso del trabajo que se está realizando, del empeño de los chicos en demostrar que son jugadores más que de sobra para la categoría, cosa que algunos dudaban al principio”, ha explicado Maca a través de los canales de comunicación oficiales del club cordobés. “No creo que sea vanidoso por nuestra parte pensar en ello, pues una vez conseguida la permanencia el siguiente objetivo que se presenta no es otro que el de jugar una promoción de ascenso. Está muy complicado, el calendario es duro y hay muchos equipos inmersos en esa pelea. Pero mientras haya posibilidades matemáticas lo vamos a pelear”, ha añadido.

El Itea CCF tiene que afrontar cuatro partidos en Vista Alegre (Tenerife, Prone Lugo, Rivas y UMA Antequera) y tres fuera (Bisontes Castellón, Barcelona Lassa B y Elche). Maca quiere mantener la tensión del grupo, pese a que el primer desafío de la temporada ya está conseguido. “Diría incluso que hay cierta euforia que creo que deberíamos controlar porque no es buena. Pero es cierto que el equipo tiene confianza en sí mismo y cree poder hacer un buen tramo final que nos acerque a la gesta. La falta de experiencia nos puede pasar factura”, advierte el entrenador, que admite que el equipo ha superado las expectativas. “Recuerdo haber escuchado a gente ajena al club decir que en diciembre estaríamos descendidos. Yo sabía que con la plantilla que se había conformado, a pesar de su inexperiencia en esta categoría, y con mucho trabajo podríamos cumplir con el objetivo de la permanencia. Lo que no imaginaba es que lo fuésemos a lograr con tanta premura”, ha confesado.

La comunión con el público está resultado un factor primordial. Los seguidores a este deporte se han enganchado a la aventura del Itea CCF. Las hazañas de equipos modestos que pelean contra corriente y con honestidad siempre son un potente objeto de seducción. El club, además, ha visto multiplicados sus lazos sentimentales con la hinchada por su vinculación con el club de fútbol de la ciudad. El vestir los colores y el escudo cordobesista ha ayudado a empatizar con la afición. Los buenos resultados han hecho el resto. “Un equipo no es nada sin su afición. Es un gustazo para todos nosotros ver cada dos semanas más de un millar de espectadores en Vista Alegre, a veces, incluso, más. El último día contra El Pozo, con cerca de dos mil, fue todo un lujo, nos llevaron en volandas”, apunta Maca. Este sábado, en Vista Alegre, comienza el tramo final de un campeonato que pasará a la historia para el fútbol sala local.

Etiquetas
stats