Lourdes, a la conquista de Stuttgart (y de Río)

Lourdes Mohedano sonríe con unas medallas | MADERO CUBERO
La gimnasta afronta este fin de semana, con el conjunto nacional, el Mundial con un doble reto: revalidar su oro de 2013 y 2014 y, sobre todo, obtener pasaporte para los Juegos Olímpicos de 2016

Regresa al tapiz, el terreno donde mejor se desenvuelve y donde ha conseguido, a lo largo de los últimos años, convertirse en una de las figuras más relevantes a nivel internacional del deporte cordobés. El deseo que mantiene es firme y no es otro que continuar en esa línea junto a sus compañeras de la selección española de gimnasia rítmica, con la que este fin de semana buscará subir al podio de nuevo. Porque en las últimas citas, como los Juegos Europeos de Bakú o las ediciones de la Copa del Mundo de Sofía y Kazán, el conjunto nacional no logró hacerlo. De esta forma, Lourdes Mohedano espera recuperar el sabor de las medallas en Stuttgart, donde se celebra desde el pasado lunes y precisamente hasta este domingo el Mundial. Se trata de un evento en el que España domina desde 2013, algo que quiere seguir haciendo. Aunque el reto principal del combinado y de la peñarriblense es la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La gimnasta ya se encuentra en Stuttgart, adonde se desplazó con la expedición del equipo nacional. En la ciudad alemana, tanto ella como sus compañeras tratarán de obtener al menos una medalla después de que en las últimas competiciones acabarán de vacío. En Azerbaiyán, allá por el mes de junio, el conjunto español se quedó a las puertas por dos veces: fue cuarto en el concurso general y en la final de cintas en la primera edición de los Juegos Europeos. Tampoco lo logró en sus siguientes citas, por lo que en esta ocasión el Campeonato del Mundo se presenta como una ocasión en la que reivindicar su rol de potencia de la rítmica, ganado a pulso. Entre otras razones, por el oro que la deportista de Peñarroya-Pueblonuevo y el resto de integrantes de la selección alcanzó en las dos últimas ediciones del Mundial: en 2013 en Kiev (Ucrania) y en 2014 en Izmir (Turquía). Si bien entonces subieron al primer cajón del podio en la final por aparatos con mazas y ahora ésta es con cintas, todas tratarán de revalidar ese primer lugar en el escalafón internacional.

Con todo, aunque España acude con deseo de volver a obtener medalla -si es un oro, mejor que mejor-, la aspiración de Lourdes Mohedano y sus compañeras en este Campeonato del Mundo de Stuttgart es la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2016. El conjunto nacional intentará sacar su pasaporte para Río de Janeiro. Para ello le bastará con acabar entre las ocho primeras posiciones. La peñarriblense iniciará su participación en la ciudad alemana este sábado, cuando se desarrollará al completo el concurso general. Las finales por aparatos, tanto de cinco cintas como seis mazas y dos aros, tendrán lugar el domingo.

Etiquetas
stats