Granollers, punto de partida de un intenso periplo para el Adesal

Lance de un duelo del Adesal en La Fuensanta.

La temporada entra en una fase realmente intensa. No tanto por el calendario previsto a principios de curso sino por otras circunstancias. Para ser más exactos, es el efecto del Covid-19 lo que provoca un periplo mucho más complejo para el equipo. Tiene que recuperar dos partidos aplazados por la incidencia del virus en su vestuario y a la vez continuar con los que le corresponden según lo establecido. De esta forma, el Adesal encara un ciclo de cinco duelos en 17 días -casi uno cada tres- hasta el 27 de febrero. Si la compresión de fechas no es suficiente, ésta comienza con un choque de máxima dificultad pues el conjunto de La Fuensanta arranca con una visita al KH-7 Granollers. Es decir, tiene como punto de partida el feudo del segundo clasificado del Grupo B de Guerreras Iberdrola.

Dentro de la principal categoría femenina del balonmano español el Palau Olimpic de Granollers es un escenario de primer rango, con gran historia detrás. Como son los casos también de recintos como La Albericia del mítico Teka Cantabria, A Sagriña del Guardés o Huerta del Rey de Valladolid. Por encima de todos se sitúa precisamente al que acude el cuadro cordobés en la tarde del miércoles para enfrentarse a partir de las 17:30 a un KH-7 pujante. Más allá de lo especial del pabellón, el partido llega para el Adesal en un momento singular, ya que como bien es sabido aún no tiene la plantilla al completo por problemas burocráticos. En este sentido, tiene el consuelo de ampliarla con la presencia de Maura Álvarez, quien ya está de vuelta de Chile.

Con la lateral, el técnico del conjunto fuensantino, Rafa Moreno, tiene más recursos en la parcela defensiva y también la posibilidad de probar nuevas situaciones dentro del extremo izquierdo. Por otro lado, el Adesal viene de dar buena cuenta de un progreso en su juego en los dos últimos enfrentamientos ante el Liberbank Gijón, primero en Copa del Rey y después en el campeonato liguero. En el último choque estuvo cerca de la victoria -aunque acabó por ceder- y dio sensación de estar más asentado que al comienzo del curso. Curiosamente, el rival atraviesa un período un tanto delicado con sólo un triunfo en lo que va de año. Superó al Morvedre (28-20), que es rival directo de las cordobesas, tras caer ante el citado equipo asturiano y el Elche y empatar ante el Rocasa Gran Canaria.

La contienda es, en efecto, la primera de cinco en apenas 17 días. Se trata esta vez de un partido aplazado de su fecha original por la detección de un caso de Covid-19 en la plantilla del Adesal. Un hecho que motivó el pertinente período de cuarentena y también el atraso del choque con el Elche, que disputa el equipo de Rafa Moreno el próximo lunes a partir de las 18:30 en su pabellón. Después, la escuadra cordobesa ha de visitar precisamente al Morvedre -esto ya el sábado 20 a las 19:00- y recibir al Rocasa Gran Canaria -el miércoles 24 a las 20:00-. El último duelo pertenece a la jornada del próximo fin de semana, que se atrasa convenientemente para que pueda el cuadro de La Fuensanta ponerse al día. Ya el 27 de febrero toca medir fuerzas con el Conservas Orbe Porriño en tierras gallegas antes de cerrar la primera fase el 6 de marzo ante el Salud Tenerife en casa.

Etiquetas
Publicado el
9 de febrero de 2021 - 09:43 h
stats