“Tenemos los jugadores que queríamos que estuvieran”

Emilio Vega repasa la confección de la plantilla, con la que se muestra satisfecho: “Se me dijo que iba a tener un presupuesto para hacer un equipo competitivo y lo he hecho”

“Están los que queríamos que estuvieran”. Emilio Vega es claro a la hora de hablar de la confección de la plantilla del Córdoba para la temporada que recién comenzó. El director deportivo blanquiverde entiende que el equipo que dirige Oltra es el que tanto él como el técnico deseaban y así lo expresó este jueves en la presentación de Raúl de Tomás. Tras las palabras del delantero, el de Bembibre atendió las cuestiones de los medios en relación al mercado de fichajes y la composición del cuadro califal y realizó de esta forma un análisis de la situación. En primer lugar, el leonés hubo de responder a lo que desde el entorno se entiende como un número insuficiente de efectivos en la zaga. No lo ve de esa manera. “Desde el primer momento, por el pensamiento del club y por el convencimiento del entrenador y mío, queríamos una plantilla corta. Tener menos jugadores influye a nivel deportivo, porque dejar cada semana a varios jugadores fuera de la lista no es bueno, y también facilita el trabajo en los entrenamientos”, explicó de inicio. “Teníamos que buscar jugadores polivalentes y en la defensa creo que estamos cubiertos completamente”, añadió en ese sentido, con la inclusión de Stankevicius en la nómina de “centrales específicos”.

En la línea de retaguardia, como no podía ser de otro modo, surgió un nombre: el de José Manuel Fernández. ¿Fue ésta la sombra en la confección del plantel? “No tengo ninguna espina y lo digo desde el corazón. Queremos que esté aquí el que quiera estar y si algún jugador no ha querido, pasamos página y no recordaré esa situación”, explicó antes de agregar que “es lícito que cada uno elija donde quiere jugar”. Con todo, Emilio Vega fue más allá y ofreció algún detalle más sobre la fallida operación. “Tengo que decir que tuvo una oferta igual a la de otros equipos de la categoría. Existen otras situaciones y no ha venido, pero seguimos pensando que es un buen profesional y un gran jugador”, explicó. Además, el leonés admitió que Dalmau no era una de las primeras opciones para reforzar el lateral derecho. “En esa posición es cierto que, y con toda naturalidad lo digo, teníamos dos objetivos. Uno era Fernández y el otro era un jugador que en principio su club tenía muchas problemáticas para arrancar (en referencia a Cifu y al Elche)”, reconoció.

“Son dos jugadores en los que hemos estado interesados, pero al final por diferentes circunstancias no han venido. Pero no por potencial o que no hayamos podido, sino por situaciones que se han dado”, continuó en referencia a los laterales derechos que no recalaron en el conjunto blanquiverde. Del mismo modo se expresó en términos generales. “Los directores deportivos estamos de paso, como los futbolistas. Pudo haber jugadores que nos habría apetecido, pero los precios eran prohibitivos y no era ético realizar esas contrataciones”, señaló para dejar claro que no estaba dispuesto a hipotecar al club con ninguna gestión. Una vez salió esa idea, lo normal era conocer la opinión del director deportivo del Córdoba acerca de las limitaciones con que contó para fichar. “La cantidad no la puedo decir, no soy la persona dentro del club que tiene que hablar de asuntos económicos. Pero sí es cierto que se me dijo que iba a tener presupuesto para hacer un equipo competitivo y lo he hecho, desde mi humilde punto de vista”, aseveró.

Por otro lado, Emilio Vega fue cuestionado sobre los dos últimos movimientos que realizó la entidad en el mercado de fichajes. Estos son los que se dieron al cierre del mismo, con la salida de Ekeng y la llegada de Raúl de Tomás, en ambos casos sobre la bocina. ¿Fue la desvinculación del camerunés la que dificultó la incorporación del delantero? “No era vinculante. Lo que sí es cierto es que todos queríamos que esa situación se solucionase cuanto antes, porque de cara al grupo era importante que a partir del día 1 (de septiembre, lógicamente) estuvieran entrenando los jugadores con los que contaba el entrenador”, aclaró para después afirmar sobre el centrocampista que “desde el minuto uno dijo que no quería estar en el Córdoba”. En cuanto a la cesión del ariete del Real Madrid Castilla, apuntó que “llegó apurado, pero porque lo primero es que es una situación en la que el jugador tenía también otras posibilidades, incluso de Primera”. “Al final, cuando se pudo gestionar, no sé si su club de procedencia tenía otros asuntos importantes, que creo que sí, y hubo algún problema para concretarlo”, continuó con broma sobre el caso De Gea incluida. “Quisiera tener una mención especial para la gente de administración, porque tienen un desempeño y una profesionalidad increíbles. Si no hubiera sido por eso, habría sido difícil que viniera (De Tomás)”, finalizó.

Etiquetas
stats