El juego de las preguntas y respuestas

Jorge Romero, rodeado de sus ayudantes en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

No es fácil, pero hay que hacerlo. Jorge Romero ha acuñado el término "naturalidad" como uno de los ejes retóricos para explicar qué hace y cómo lo hace en el Córdoba. Lo que busca está claro: ganar. Por encima de dificultades heredadas y sobrevenidas. Este sábado se cruza con el Almería en un encuentro al que le encajan todas las etiquetas a propósito de la trascendencia que uno le quiera poner. El joven técnico blanquiverde optó por una salida de lo más reveladora. Le quitó los adjetivos. "Es el partido", dijo. No hay más. Ni antes, ni después. Se trata de salir al campo y "dar respuestas" a las "preguntas que te puede plantear el adversario", a la que vez que "crearle nosotros nuevas preguntas". Romero dejó entrever que guarda algún argumento inesperado para sorprender a Lucas, uno de los entrenadores con mejor reputación de la categoría. Habrá que verlo este sábado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, donde aguarda un rival con los colmillos afilados.

De la lista blanquiverde se le caen Jaime y Pinillos, ambos con lesiones de distinto alcance. Romero no soltó ni una queja. "Afronto este tipo de situaciones, cuando tenemos bajas, con naturalidad y la confianza que me genera mi plantilla. Para mí es un dato. Pierdes opciones y herramientas, pero jugarán once. Y quién sabe si el que no juega sale con ese revulsivo que te puede dar el coger la continuidad que no tienes", dijo, transformando un problema en una esperanza.

"Espero que el Córdoba que se vea, como dije en su día, sea un equipo que trate de buscar las fortalezas que tiene. Hay que plantearlo de una manera para que en el campo se puedan ver. Trataremos de dominar el partido, competir como debemos de hacerlo, y poco más", indicó Romero, quien rescató el tema del equilibrio en Segunda para escarbar en los escasos depósitos de ilusión del cordobesismo y en la capacidad de sus hombres para entender dónde están y cómo pueden salir. "Sabemos de la igualdad que tiene cada partido y eso lo tenemos que aprender. Hay que asumir que cuando hay tanta igualdad, cualquier marcador amplio ya sea para bien como para mal se puede revertir en cualquier momento. Eso nos pasó a nosotros", recordó en la sala de prensa.

Al Almería lo ve como un equipo "defensivamente muy organizado, defendiendo en diferentes alturas, y que tienen la posibilidad de salir muy rápido porque cuentan con cualidades para ello", aunque ha resaltado que el Córdoba "tiene que tener respuesta" y que sus opciones de victoria pasan por "no perder el balón en posiciones cercanas al área nuestra y, si perdemos posesión, pues replegarnos muy rápido para impedirles hacer las contras". De todos modos, "ése es el juego", dijo. "El acierto y la precisión serán los que determinen quién tiene más opciones de ganar", apuntó Romero, quien recordó que se queda "con lo esencial" después del partido anterior. El Córdoba tiene "sus fortalezas". El asunto es que debe hacerlas rentables sin más dilación. Lleva diez jornadas sin vencer, es colista, y el Almería marca el límite de la permanencia.

Etiquetas
stats