Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana jueves, 20/06/2024

Los jóvenes piden paso: la quinta de Javi Galán

Javi Galán dribla adversarios contra el Cádiz | MADERO CUBERO

Rafael Ávalos

0

Carrión ya ofreció algunas pinceladas de lo que tiene previsto para el conjunto blanquiverde del curso venidero, y en ese sentido sobresalió una idea: el segundo equipo tendrá una presencia relevante. “Todos los canteranos que han jugado es porque lo han merecido. La intención es que Víctor Mena entrene con nosotros la próxima temporada y juegue con el filial. Luego estarán en la primera plantilla Quiles, Marc Vito, Esteve y Jordi Ortega, porque no vamos a traer a nadie que sea mejor que ellos”, aseveró el técnico después del choque con el Girona.

Mención diferente correspondió a Javi Galán, al que la inmensa mayoría considera ya integrante -de facto lo es- del primer conjunto blanquiverde. El extremeño consiguió hacerse con un puesto en el vestuario desde que asumiera el mando Carrión, quien le otorgó una confianza que mantendrá. “No sé si podremos encontrar un extremo izquierdo mejor. En su momento arriesgamos con él, y día a día ha demostrado ser el mejor del equipo”, señaló el barcelonés respecto del pacense. El suyo es el ejemplo a seguir para una quinta de futbolistas que, con la presencia del entrenador catalán en el banquillo principal de El Arcángel,  aguardan su salto definitivo. Por el momento, no fueron pocos los que gozaron de la oportunidad de jugar en Segunda A o en Copa, ya fuera de manera testimonial o con participación más regular.

Javi Galán: el abanderado. Si un nombre destaca en referencia a la promoción de jugadores del filial en el primer equipo es el suyo. En su segunda temporada en el club Javi Galán gozó de su primera oportunidad con José Luis Oltra en el banquillo: fue en Cádiz, en Copa del Rey. Pero fue con el ascenso de Luis Miguel Carrión cuando pasó a ganar protagonismo en el Córdoba. Enseguida obtuvo la confianza del técnico, que apostó decididamente por él, a pesar de que en una etapa desapareció de sus planes. Así, el extremo disputó 16 encuentros en Segunda A. Unos guarismos que engrosó con dos goles. Su papel en el tramo final de Liga fue importante y nadie alberga la más mínima duda de que la próxima campaña formará parte de la plantilla principal. Es el abanderado de los jugadores del segundo conjunto califal.

Esteve: el segundo de a bordo. Otro futbolista de cuantos forman parte del filial y, de los que obtienen la total confianza del club con una prolongación de contrato hasta 2020, es uno de los llamados a ganar protagonismo poco a poco en el primer equipo. A eso aspira, aun después de su desliz en Wallapop, y en que lo consiga cree sobre todo Luis Miguel Carrión, valedor suyo y del resto de jugadores de una cantera con muy diferentes acentos más allá del cordobés. Esteve Monterde tuvo su oportunidad también después de que el preparador barcelonés tomara las riendas del cuadro califal y tuvo regularidad. Después, quedó en segundo plano y apenas disfrutó alguna presencia esporádica. Lo cierto es que su promoción absoluta parece la más próxima -aunque en principio pasa a integrarse en la plantilla, como anunció el técnico-. Es el segundo de a bordo de Javi Galán.

Jordi Ortega: el otro motor. El último encuentro de Liga es habitualmente, si nada hay en juego, la ocasión idónea para brindar a jóvenes talentos la opción de jugar con el primer equipo. En el Córdoba son otros los casos, como el de Javi Hervás de la mano de Lucas Alcaraz, sin ir más lejos. Esta temporada le tocó el turno a Jordi Ortega y a Víctor Mena. El primero de ellos es otro de los mencionados por Carrión para formar parte la próxima campaña del conjunto blanquiverde. Será una pieza secundaria, pero también cuenta con gran confianza de la entidad y el cuerpo técnico -y con contrato hasta 2020, como Galán y Esteve-. El suyo es el nombre del otro motor, ése que suele ser necesario siempre, en la medular de cada escuadra.

Marc Vito: el cerrojo futuro. Al igual que los tres anteriores, el guardameta está llamado a incorporarse de pleno derecho en el primer equipo -según palabras de Carrión-. En el filial demostró esta campaña su capacidad para defender la portería, con reflejos y seguridad. Recibió la llamada en alguna que otra ocasión dadas las ausencias por los compromisos internacionales de Razak, pero no logró debutar. El Córdoba pretende atar a Kieszek, a quien busca mejorar y prolongar su contrato, y tener como recambio al que vislumbra como el cerrojo futuro.

Quiles: frescura en ataque. Sí tiene en su hoja de servicios ya un par de encuentros en Segunda A el cuarto de los futbolistas a los que Carrión considera del primer equipo –sin contar a Javi Galán-. Es uno de los hombres con mayor trayectoria ahora mismo en el filial, del que fue parte esencial en el ascenso a Segunda B e importante en este curso en la categoría de bronce. El onubense Alberto Quiles debutó de la mano de Carrión y en el técnico catalán, al igual que sus compañeros, tiene a su gran valedor. En él busca la entidad el complemento perfecto a los primeros espadas que desea firmar para la vanguardia. Es frescura en ataque.

Víctor Mena: alguien llama a la puerta. De mismo modo que lo hiciera Jordi Ortega, el último partido de la temporada se estrenó con el primer equipo Víctor Mena. En su caso actuó desde el principio. El lateral izquierdo, otro de los futbolistas renovados y en los que confía el club -y el cuerpo técnico-, apunta maneras de cara al futuro. Al menos como pieza complementaria para su posición. Víctor Mena trabajará con el primer equipo la campaña venidera, tal y como señaló el propio Carrión tras vencer al Girona. Lo demás vendrá a su debido tiempo, y probablemente llegará. Está claro que en defensa, también, alguien llama a la puerta.

Sebas Moyano: un talento latente. Pocos requieren ya descripción del jugador. O nadie quizá. Sobre todo si es habitual en los encuentros del filial, del que hoy por hoy es uno de sus integrantes más destacados. Sin alcanzar los 18 años ya entró en su primera convocatoria con el primer equipo en la campaña 2013-14, bajo las órdenes de Pablo Villa. Después, su debut tuvo que esperar hasta esta temporada, en la que fue también Carrión quien decidió darle su oportunidad. Fue ante el Numancia y sólo jugó 17 minutos. Una participación testimonial que tarde o temprano, y si se hace justicia para con su calidad, se convertirá en salto definitivo. Resulta extraño que todavía para el conjunto blanquiverde sea un talento latente.

Vera: el hombre del mañana. Aún aguarda su debut, si bien es cierto que ya entró en alguna convocatoria con el primer equipo. Fue de la mano de Oltra, al principio de campaña y debido a la falta de recursos en ataque. Lo cierto es que Vera es otro de los más prometedores futbolistas de la cantera del Córdoba -y producto autóctono de verdad, como Sebas-. Las circunstancias ayudaron a que completara la pretemporada, incluido el stage en Hoevelaken (Países Bajos), con el primer equipo. A fuerza de buen juego y constancia busca dar el salto en el momento en que le corresponda. Es el hombre del mañana.

Más de un adiós. Mientras algunos futbolistas del filial piden paso, otros miran de forma inevitable al otro lado de la puerta. En su umbral se encuentran, preparados para salir, Fran Serrano y José Antonio González. El central, que en su día llegó a debutar con el primer equipo en Primera, pasó este curso a ser una pieza secundaria en el club. Entre las razones, que venían ya de antes, la intención de promocionar y colocar en el escaparate a Bijimine. En cuanto al centrocampista, su salida es cuando menos poco comprensible. El cordobés fue el mejor del B, sin género de duda, esta campaña, cuenta con 21 años y un potencial y una visión de juego muy reseñables. Los dos parecen apuntar a Granada. En el disparadero están también Pablo Vázquez, que se estrenó en Copa, y Moha Traoré, que ya debutó la anterior temporada y en ésta participó en más de un partido. Los dos están camino de cumplir los 23 años, y eso no gusta en la entidad califal, y quieren crecer.

Etiquetas
stats