La incógnita de la 'triple J'

Jona Mejia celebra un gol con el Córdoba | MADERO CUBERO

Fueron fichajes estelares el verano pasado y a día se hoy se perfilan como presencias incómodas. Jona Mejía, Jaime Romero y Josema Sánchez tienen contrato en vigor con el Córdoba, aunque su porvenir en El Arcángel está en el aire. Dependerá de criterio del próximo entrenador y de los planes de la dirección deportiva que comanda Luis Oliver, que de momento ya tiene encima de la mesa tres situaciones por resolver. Ninguno de ellos respondió a las expectativas generadas a su llegada. Además, su caché está situado por encima de la media económica de la plantilla. Tienen suculentos contratos en vigor, por lo que habrá que sentarse a la mesa para hablar de futuro: sea en blanquiverde o en cualquier otro destino, cedidos o traspasados.

El delantero hispano hondureño Jona Mejía despachó la segunda parte de la temporada en las filas del Cádiz, que le acogió como cedido. En el Carranza esperaba luchar por el ascenso a Primera, pero los amarillos ni siquiera consiguieron clasificarse para los play offs.  El ariete jugó 14 partidos y no marcó un solo gol con el Cádiz, que una vez concluido el campeonato anunció que no iba a ejecutar la opción de compra sobre el jugador, de 28 años. En el Córdoba estuvo hasta el mes de diciembre con un protagonismo decreciente. Anotó tres goles y pronto perdió el sitio como delantero de referencia en favor de Sergi Guardiola, que llegó al club como secundario y a coste cero. El de Jumilla terminó firmando 22 goles en la Liga y 2 más en la Copa, sellando una renovación y una cláusula de rescisión de 10 millones para equipos españoles y 15 para los pretendientes de Inglaterra. Se da por seguro que saldrá. También se irá Eneko Jauregi -que estuvo en el Córdoba a préstamo del Cádiz-, por lo que la vanguardia blanquiverde experimentará reformas. ¿Con Jona dentro? Ya se verá, aunque todo apunta a que el delantero criado en Málaga no volverá a enfundarse la blanquiverde. Su expediente profesional, trufado de descensos y aireado nuevamente después de su pifia en el Carranza, no le va a ayudar en un improbable retorno a Córdoba.

En parecida tesitura se encuentra Jaime Romero, que llegó con un expediente interesante a El Arcángel el pasado verano. Llegó de jugar en Primera con Osasuna, pero en su retorno a Segunda no logró adaptarse. Al menos, no lo logró en el Córdoba, con el que tuvo una primera vuelta de lo más gris. El extremo se diluyó en el bajísimo tono general del equipo y los cambios continúos de entrenador -además de las lesiones-, acabaron por sacarle de la titularidad. Con una de las fichas más altas, el club le buscó acomodo en el mercado invernal para abrir hueco salarial. Le enviaron al Lugo, donde tuvo una irrupción brillante -marcó dos goles en sus primeras comparecencias- para terminar siendo uno de los hombres de confianza del técnico Francisco Rodríguez. Disputó 18 partidos con los del Anxo Carro.

En Córdoba se quedó Josema Sánchez, de 22 años, aunque su nombre figuró en la lista de posibles salidas en el mercado de invierno. El defensa central solamente jugó un partido con la blanquiverde en toda la segunda vuelta -los 90 minutos ante el Sevilla Atlético (3-0)- y fue uno de los descartes habituales en las convocatorias. Con la llegada de Aythami, Valentín y Quintanilla se quedó sin sitio. Esta semana, a través de un mensaje en su cuenta de Instagram, anunció que se suspendía un campus en el que intervenía porque se iba a marchar “a un equipo extranjero”. El destino puede ser el Sochaux francés, según apuntó Onda Cero. El futbolista murciano tiene contrato hasta 2020 con el Córdoba.

Etiquetas
stats