Una herida que no deja de sangrar

Caro pide calma a sus compañeros en una acción defensiva ante el Rayo | ÁLEX GALLEGOS

Los números hablan por sí solos. En ocasiones lo hacen de tal forma que el análisis no abre la puerta a interpretaciones. Y ésta es una de esas veces en las que las cifras cierran el camino a la subjetividad. El Córdoba tiene la zaga más frágil de la Liga 1|2|3. O es el equipo con mayor debilidad en labores defensivas de la categoría, como se quiera ver. No en vano, el blanquiverde es el conjunto de la división de plata con más goles en contra en lo que va de temporada. Un dato que ofrece una perspectiva más amplia, dado que tan sólo una escuadra recibió idéntico número de tantos al paso por la jornada 18 desde la campaña 1998-99. Los califales no sólo son colistas a causa de su falta de solidez atrás, sino que también baten un récord negativo en la historia reciente de Segunda A.

Son 35 las dianas que acumula el Córdoba en contra a estas alturas. Es decir, encaja casi dos goles por partido -a sólo uno para alcanzar con exactitud ese promedio-. Con ese guarismo, resulta difícil mantener el equilibrio en una categoría en la que manda la consistencia en retaguardia y la rentabilidad de los tantos propios. En su caso, los 20 que contabiliza a su favor de poco sirven. De ahí que el conjunto blanquiverde sume por ahora sólo 13 puntos y ocupe la última posición de la división de plata. La defensa es, de esta forma, una herida que no deja de sangrar para el cuadro califal, que sólo tiene próximo en registros negativos al Valladolid. Los pucelanos ya encajaron un total de 30 dianas, pero anotaron 32 y consiguen permanecer, al menos, en una posición intermedia de la tabla.

Pero la cifra no es sólo la peor, en la globalidad, de la categoría esta temporada. La lectura desagradable continúa si uno revisa la trayectoria del conjunto blanquiverde en Segunda A desde su ascenso en Segunda A. Nunca antes, ni siquiera cuando aceleró un descenso que al final estuvo a punto de evitar en la temporada 2004-05 encajó tantos goles. Entonces, el Córdoba había recibido, a estas alturas de competición, 25 dianas. Es decir, diez menos que en la actualidad. Por si fuera poco, cerró el curso con 52 en contra. A falta de tres jornadas para que termine la primera vuelta, el cuadro califal está hoy por hoy a 17 tantos de igualar aquel registro: acumula un 67,3% del total de la campaña del cincuentenariazo.

Además, la situación resulta más grave si se hace un repaso por cada temporada en Segunda A desde que ésta cuenta con 22 equipos. El presente formado de la división de plata arrancó el curso 1998-99, y desde entonces sólo un equipo cerró la jornada 18 con 35 goles en contra. Fue el Vecindario, que acabó con sus huesos en Segunda B, en la temporada 2006-07 el conjunto que tampoco supo cerrar su herida en zaga. Y en estos casi 20 años apenas 14 escuadras estuvieron por encima de los 30 tantos en este momento del campeonato. En este sentido, Las Palmas (2010-11), Real Madrid Castilla (2012-13) y Albacete (2014-15) fueron los que más se acercaron al negativo récord del Córdoba con 34 goles.

Etiquetas
stats