"¡Sois los más grandes!"

Recibimiento a Garnica y Grondona, en su llegada a Córdoba tras las medallas logradas en Berlín | ÁLEX GALLEGOS

Han hecho historia para el deporte cordobés con un logro al que el tiempo dará su auténtico valor. El oro en la final de 5.000 metros en los Campeonatos de Europa de Atletismo Paralímpico -más una plata en 1.500- ha reafirmado en la cima de su deporte a Manu Garnica y ha puesto el foco en el joven Juan Ignacio Grondona, uno de los proyectos emergentes en el medio fondo andaluz. Ambos pertenecen al Club de Atletismo Cordobés, una entidad señera en la capital, cuyos componentes se citaron de inmediato para formar un comité de bienvenida tras ver cómo sus compañeros conquistaban un oro continental en plena hora de la siesta del último domingo de agosto.

Este lunes llegaron a su tierra y en la estación de Córdoba les esperaba un recibimiento de lo más cálido. Por temperatura -en medio de un aviso naranja por valores extremos en el termómetro- y por pura pasión. Familiares y amigos saltaron sobre ellos para abrazarles en cuando salieron del AVE y subieron las escalera. "¡Sois los más grandes!", les decían. Ellos, cansados, repartían saludos aquí y allá y daban las gracias. Son campeones de Europa. En la estación estaban también Paco Castro y Joaquín de la Vega, que en ocasiones anteriores fueron guías de Garnica en competiciones nacionales e internacionales.

Garnica cumplió 40 años en Berlín, un día antes de protagonizar una carrera memorable, quizá la mejor de su vida. Grondona celebrará los 20 el próximo domingo. Ambos se han acoplado en el aspecto físico como corredor y guía, pero también han conectado su gen competitivo para convertirse en un dúo formidable. "Para mí esta medalla supone dar un gran paso por haber sido en un Campeonato de Europa y espero que no sea el último. Esto es un gran estímulo para ir a ganar el Mundial", ha declarado Garnica, granadino afincado en Córdoba desde hace muchos años y participante en la categoría T11 para invidentes.

"Ha sido genial correr como lo hicimos y conseguir este oro", ha relatado Garnica, que vivió un momento cumbre de su carrera en el Estadio Olímpico de Berlín. En el mítico recinto alemán, el corredor añadió otro hito más a su extraordinaria hoja de servicios. Ha sido sexto clasificado en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, cuarto en el Campeonato del Mundo de 2011 y quinto en el de Londres de 2017, segundo en el Campeonato de Europa de 2018 y tercero en 2014 en 1.500 metros, oro europeo en 5.000 metros en 2018 y plata 2016, y oro en el Campeonato de España de 1.500 metros en 2016, 2017 y 2018.

Para Juan Grondona, nacido en el barrio de Fátima, ha sido "una experiencia de vida" importante. El joven mediofondista resalta las "buenísimas sensaciones después de la victoria en el 5.000, donde nos sacamos la espina del 1.500 porque les ganamos a todos a los que nos enfrentamos en la carrera anterior, así que hemos terminado felices".

Grondona ha ido dejando el sello de su progresión en la temporada con el título de 800 metros y un bronce en 1.500 en el Campeonato de Andalucía de Atletismo Sub-23. También logró en las pistas de Carranque (Málaga) su mejor marca personal en los 1.500 del Campeonato de Andalucía Absoluto de Atletismo. Otro de sus logros fue la quinta posición en el Campeonato de Andalucía Absoluto de 3.000 metros en pista cubierta, en el Centro de Tecnificación de Antequera. Lo de Berlin entra en otra esfera.

"Ha sido una semana increíble y hemos logrado un gran triunfo. Esperábamos coger podio, pero el oro era difícil porque veíamos a los rivales fuertes, pero a falta de 600 metros hemos cambiado y logramos sacarles 40 o 50 metros de distancia. Ahí ya no pudieron con nosotros", explica el cordobés, cuya imagen en los últimos veinte metros, levantando el puño ante la grada berlinesa y con Garnica apretando a tope, quedará para el recuerdo en el atletismo cordobés.

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2018 - 22:19 h
stats