El futuro en tres escenarios (y alguno más)

Javier González Calvo y Juanito, en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

No es una semana cualquiera. Es una afirmación muy repetida desde hace más de un año pero en esta ocasión cobra mayor significado. La que comienza tiene relevancia plena de cara al futuro, al que se mira desde tres escenarios diferentes -y alguno más en realidad-. De entrada, la plantilla del Córdoba realiza su primer stage ante un curso 2020-21 cuyo desarrollo es todavía hoy una incógnita. Sucede en Torrox -o más bien en El Morche, zona costera de la localidad malagueña-, donde se encuentra el equipo dirigido por Juan Sabas desde el domingo. Mientras, Unión Futbolística Cordobesa (UFC) aguarda la decisión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sobre su inscripción. Precisamente el miércoles concluye el plazo federativo -tras ampliación- en este sentido, un día en el que además El Arcángel acoge la junta general ordinaria de accionistas de la SAD. Y como añadido, dos recursos de recusación de Fernando Caballero esperan resolución en la Audiencia Provincial.

En el capítulo deportivo, que quizá es el que más atención suele tener por parte de los aficionados -resulta lógico pues al fin y al cabo esto es fútbol-, el primer equipo deja ya atrás la canícula de Córdoba. Nada como cambiar de aires, y buscar un ambiente más relajado también en cuanto a temperaturas, para preparar una nueva temporada. Dos veces lo va a hacer el conjunto blanquiverde este verano, con la primera de ellas en Torrox -en su zona costera-. En la Costa del Sol se encuentra concentrada la plantilla, con el refuerzo de nueve jugadores del filial, desde el domingo. Los entrenamientos los va a efectuar, eso sí, en otro municipio de la vecina provincia. Más concretamente, en Nerja. De esta forma, la puesta a punto continúa en una lejanía relativa en la que, sin embargo, el cuadro califal no va a probar su evolución en amistosos. Así es ante la falta de protocolos -y por ende de permisos- ante el Covid-19 por parte federativa.

Más allá de este apartado, en el que también ha de contarse el trabajo de la dirección general deportiva para completar el vestuario, son otros asuntos los que realmente van a marcar el futuro próximo -y absoluto en realidad- del club. Por cierto, que Bernardo Cruz, Mario Ortiz y Diabate, nombres todos adelantados por El Día de Córdoba, son los que están sobre la mesa actualmente para seguir con los fichajes. Con entrada ya en temas que se dirimen fuera del terreno de juego y de los despachos con vistas al mismo, la presente semana es clave, al menos en principio, para UFC y el conjunto blanquiverde. Básicamente porque en teoría debe producirse a lo largo de las jornadas venideras un dictamen de la RFEF acerca de la inscripción de la entidad. El miércoles, sin ir más lejos, acaba el plazo abierto, después de ampliarlo desde el pasado lunes, para el registro de los distintos equipos en sus respectivas competiciones.

Olvidada la tensa e infructuosa negociación entre UFC y Azaveco -mercantil de Carlos González- por el traspaso accionarial del Córdoba CF SAD, la apuesta única es la que en un primer momento tuviera la sociedad que hoy por hoy está al frente del club. Ésta no es otra que la ejecución de los autos -sin firmeza jurídica- de la venta de la unidad productiva de la entidad original. Un hecho éste que, pese a la seguridad en la cúpula del cuadro califal, mantiene las dudas sobre la participación de los distintos equipos la próxima campaña en sus correspondientes categorías -el primero en Segunda B, por ejemplo-. En relación a este asunto, el presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), el pozoalbense Pablo Lozano, indicó días atrás que “la del Córdoba es una situación excepcional que está llevando la Federación Española (RFEF)”. Lo hizo en declaraciones a Canal Sur, en las que apeló a “confiar en los servicios jurídicos de la Española (RFEF) y en la Justicia”. “Ojalá haya un desenlace feliz para todos porque se lo merece”, agregó.

Con todo, no es este punto el único importante en ámbito institucional para la entidad en la semana que arranca. De Madrid a El Arcángel, escenario principal también en el plano mencionado. El motivo en este caso es la celebración de junta general ordinaria de accionista del Córdoba CF SAD precisamente el miércoles. A partir de las 18:00 de dicha jornada se va a efectuar la asamblea, que está convocada por el administrador concursal de la sociedad, Francisco Estepa, y en cuyo orden del día están las cuentas de la temporada 2018-19 y el presupuesto de la 2019-20 entre otras cuestiones. Por si fuera poco, la Ciudad de la Justicia no pierde presencia pues hoy por hoy existen dos incidentes de recusación del magistrado Fernando Caballero que están sobre la mesa a la espera de que sean admitidos a trámite o rechazados por la Audiencia Provincial. Los recursos se presentaron contra el nuevo juez encargado de decidir sobre la venta de la unidad productiva a UFC, cuya resolución se va a postergar de nuevo, y más si cabe, por esta causa.

Etiquetas
stats