El Real Madrid de Rocío Gálvez y Alberto Toril es de Champions League

La plantilla del Real Madrid Femenino celebra su clasificación a Champions League

Broche de oro a una temporada complicada para el Real Madrid Femenino de Rocío Gálvez y Alberto Toril. El conjunto blanco, tras completar una buena temporada inaugural en la Liga Iberdrola el pasado curso clasificando en segundo lugar, afrontaba este año con la esperanza de seguir por el buen camino, compitiendo en la Liga de Campeones y reforzando su papel de candidato al título ante el inapelable FC Barcelona. Sin embargo, tras un inicio de campaña dubitativo, la cúpula directiva merengue decidió dar un volantazo, contratando así al técnico cordobés Alberto Toril, que logró reconducir la trayectoria de un equipo que, por aquél entonces, vagaba por las posiciones medias de la tabla.

Una de las claves para el éxito de Toril al frente de la nave madridista ha sido, precisamente, otra cordobesa. El entrenador peñarriblense decidió confiar en Rocío Gálvez, otorgándole más minutos en el centro de la zaga y logrando encontrar así una estabilidad defensiva que ha acabado dándole muchos éxitos al Real Madrid Femenino. Con la llegada de Toril, los blancos comenzaron a acumular victorias hasta llegar a las últimas jornadas con posibilidades reales de entrar en puestos de Champions League, después de haber comenzado el curso en posiciones de descenso a la Liga Reto Iberdrola. Sin embargo, los tropiezos ante Valencia y, sobre todo, en su visita al Sporting de Huelva dejaron la clasificación con un interrogante.

Ese interrogante no era otro que el Atlético de Madrid. Los rojiblancos, históricos rivales del Real Madrid, ocupaban la tercera plaza -última que da acceso a la Liga de Campeones- en la penúltima jornada de liga. Sin embargo, debían de verse las caras con el todopoderoso FC Barcelona, que contaba sus partidos por victorias y que en ese último duelo buscaría refrendar el pleno de triunfos y así firmar una temporada perfecta. El Real Madrid, por otro lado, visitaba la cancha de un Villarreal sin ya nada en juego, pero que contaría con el aliciente de poder impedir la clasificación de los blancos a Champions League.

Así pues, el FC Barcelona acabó cumpliendo con lo esperado, logrando vencer por 2-1 al Atlético de Madrid, dejando así vía libre al Real Madrid para lograr la clasificación. Los blancos debían vencer ante el Villarreal, y acabaron haciéndolo gracias a un tanto de Kosovare Asllani desde el punto de penalti. De esta manera, las blancas confirmaban el sorpasso a sus rivales locales y lograban clasificarse, por segundo año consecutivo, para la Champions League. Tras caer este año en los cuartos de final ante el FC Barcelona, las pupilas de Alberto Toril tratarán de mejorar sus registros el próximo año e intentar lograr levantar el primer trofeo femenino para el Real Madrid.

Etiquetas
stats