Remontada para vencer en el estreno

Jugadoras del Córdoba Femenino celebrando el triunfo

0

Pintaba gris, bastante oscuro, el inicio del Córdoba Femenino en un nuevo curso en Reto Iberdrola. Arrancaba la temporada en Albacete ante el Fundación, con un nuevo técnico -que volvía a su casa- como Pepe Contreras y con los siete fichajes en la primera expedición blanquiverde de la 2021-22, varios de ellos también ex del Albacete. A pesar de tener la mayor de las ilusiones, el conjunto cordobesista inauguraba la campaña con un 2-0 en contra a la media hora de juego. Si bien el año pasado, por las circunstancias aquellas, podría no haberse sobrepuesto, el actual Córdoba Femenino sí lo hizo para llevarse los tres puntos de La Mancha y con un nombre propio a balón parado: Laura González.

La sevillana, que llegó este verano procedente del Betis, ha adquirido el relevo en el balón parado que tenía la pasada campaña Aina Torres. Zurda por diestra, la ex bética tuvo la primera ocasión para las blanquiverdes, que estrenaron la segunda equipación en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta. Andrea Blanco, poco más tarde, tuvo la más clara antes de la primera media hora, con un disparo al poste entrando por el costado derecho. Su hermana Claudia, compañera de actividad por ese lado, puso un buen balón a María Lara pero la extremo extremeña mandó el balón a las manos de Lucía Márquez.

A pesar de todo, el equipo que se adelantó fue el Fundación Albacete por medio de Laura Ortega, que aprovechó un rechace tras una falta lateral para inaugurar el marcador. Precisamente la madrileña se adjudicó un doblete justo después de la pausa para hidratación. Antes del descanso, el cuadro de Pepe Contreras se repuso y es cuando entró en escena Laura González, que colgó el balón desde la esquina y, tras rebotar en la portera y en una defensora, se coló en la meta blanquilla. Se puso el clavo al que agarrarse en la segunda mitad, donde el Córdoba Femenino quiso transformar en goles el buen juego. Y lo consiguió.

Las intenciones cordobesas eran las mismas y lo hicieron perceptible con los intentos de Encarni y María Avilés, a la que le fue anulada una diana por fuera de juego. La entrada de Wifi dio más variantes al equipo blanquiverde y eso lo aprovechó Paula Moreno, que se encontró en un mano a mano ante Lucía Márquez, la dribló y empujó el balón a las mallas para empatar. La tormenta perfecta se estaba ejecutando y Encarni, tras una asistencia desde la esquina de Laura González, cabeceó a la red para dejar noqueado al Fundación Albacete y meter los tres puntos en el autobús de vuelta a Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
5 de septiembre de 2021 - 14:40 h