Córdoba Futsal

Un inicio de contrastes nunca visto

Imagen de un partido del Córdoba Patrimonio en Vista Alegre

“No es el mejor comienzo”. Con esa frase resumió José García Román el inicio de temporada del Córdoba Patrimonio de la Humanidad en el acto de recepción de la plantilla blanquiverde en el Ayuntamiento de Córdoba. De hecho, es el peor comienzo desde su llegada a la Primera División de fútbol sala. Así es, en las cuatro temporadas que acumula el conjunto blanquiverde en la mejor liga del mundo, nunca había sufrido una puesta en escena tan delicada como la que lleva actualmente. Tan solo dos jornadas han transcurrido desde el inicio de la competición en la LNFS, aunque los cordobeses ya cierran la tabla clasificatoria, tras no haber podido sumar ni un solo punto en esos dos primeros compromisos, saldados con derrotas ante el Noia Portus Apostoli y Barça. Un inicio liguero, además, lleno de contrastes, pues tampoco nunca se ha visto un rendimiento tan irregular del equipo, siendo tan sobresaliente en un lado de la cancha y tan débil en el contrario.

El Córdoba Patrimonio vela armas ante un derbi que es “un poco una final”

El Córdoba Patrimonio vela armas ante un derbi que es “un poco una final”

En efecto, el propio dirigente cordobés también quiso subrayar en su intervención que “esto es Primera División, lo que hay es que confiar en nuestras posibilidades y conseguir empezar a sumar puntos cuantos antes mejor”. Así, hay aspectos positivos que dejan entrever un más que posible salto de nivel del equipo, y esos no son otros que sus armas ofensivas. Sin duda, el Córdoba Patrimonio está ofreciendo la mejor versión en ataque desde su aterrizaje en la élite. Ocho tantos acumula el equipo en estos dos primeros encuentros, nada menos que cuatro en cada uno, cifra muy superior a la de campañas previas. Es más, la mejor de todas hasta la fecha en cuanto a resultados fue la del estreno en Primera, es decir, la 2019-2020, una en la que los blanquiverde sumaron seis de seis tras vencer a Osasuna y Levante. Eso sí, entre ambos choques tan solo vieron puerta en cuatro ocasiones.

El pasado año, sin ir más lejos, el botín de puntos en la segunda semana de liga era de tres, tras un triunfo y una caída, al tiempo que cinco goles figuraban en el casillero ofensivo cordobés, mientras que la 2020-21 ha sido la que más se ha acercado al rendimiento actual. Ésa también se saldó con mejores números que la actual, ya que los califas cayeron en su debut pero ganaron una semana después, sumando en total siete dianas convertidas. Por tanto, es innegable que el potencial goleador sigue dando pasos al frente.

Eso sí, el propio Josan González ya avisó de que habían encajado “once goles en las dos primeras jornadas y así es complicado sacar puntos”. Una cifra realmente considerable que deja muy latente el gran problema del equipo en este inicio de liga, que no es otro que la facilidad con la que le hacen gol. Cinco convirtieron los gallegos y otros seis los catalanes, para dejar al Córdoba Patrimonio, de momento, como el único conjunto de la liga que ya ha llegado a las dos cifras en sus registros defensivos. Un balance que contrasta notablemente con el potencial en ataque, y que supone también la peor estadística desde la llegada a Primera, ya que en el curso 2019-20 encajó tan solo dos goles, en el 2020-21 la cuenta subió a siete, mientras que en la más reciente, la 2021-22, los registros volvieron a bajar a solo cinco tantos en las dos primeras jornadas.

Etiquetas
stats