Córdoba Futsal Crónica
Duro revés en Antequera

UMA Antequera - Córdoba Patrimonio

0

Tarde gris para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad en la Costa del Sol. El conjunto blanquiverde visitaba al BeSoccer CD UMA Antequera en un duelo clave para dar un salto definitivo en la categoría. También lo era para los malagueños, recién ascendidos, pero que aspiran a un objetivo tan ambicioso como el de los blanquiverdes. Y el encuentro dibujó un escenario en el que los de Josan González fueron de menos a más. Hasta por tres dianas llegaron a caer los cordobeses, que buscaron una nueva heroicidad en el tramo final, pero que en esta ocasión no pudo resolverse con nada dulce que echarse a la mochila.

Eso sí, el duelo en Antequera arrancó con una chispa más de mordiente de los cordobeses, que firmaron un doble aviso en los primeros segundos del partido, pues ya consiguieron poner a prueba al meta local con dos buenas intervenciones. Igualmente, solo un minuto después sería Jesulito el que rozara el primero del encuentro, al rematar desde la diagonal un buen servicio de Pablo del Moral. Sin embargo, de nuevo se encontró con el cuerpo de Conejo. Esa puesta en escena vibrante de los Josan se contrapuso con una entrada más paulatina de los de Tete, que encontraron su primera oportunidad de peligro a los tres minutos, la cual llegó tras un pase largo del meta, que remató al primer toque Pablo Ramírez, aunque intervino con seguridad Fabio por bajo.

Se estaba viendo un Córdoba Patrimonio mejor asentado en el encuentro, ofreciendo una presión insistente en campo contrario, la cual dificultaba la salida de los malagueños. Sin embargo, esto va, en gran medida, de efectividad, y eso lo puso la UMA Antequera, pues lograría adelantarse primero. Así es, una combinación rápida de los de Tete propició un balón en largo para Daniel Fernández, quien le ganó la partida a Miguelín en la carrera y logró batir a Fabio con un certero disparo raso.

De este modo, el gol no rebajó el ímpeto de los visitantes, aunque sí que incentivó más aún el ánimo local. Y es que los cordobeses dominaban en la posesión colectiva, pero eran los malagueños los que tenían la inspiración individual. Y otra muestra de ello ofreció Burrito, que en una acción magnifica en solitario encaró al meta blanquiverde y la picó para firmar el 2-0. Se ponía cuesta arriba la situación para los califas, que en un abrir y cerrar de ojos se veían con dos tantos de diferencia que remontar.

Una situación que, desgraciadamente, no es para nada desconocida para ellos este curso, y parece que se van recomponiendo cada vez mejor de esos varapalos. Eso sí, sería más propicio no recibirlos. Sea como sea, el tramo final del primer tiempo siguió teniendo un intenso sello cordobés. La insistencia no cesó, y fueron Lucas Perin, Osamanmusa o Lucas Bolo los que tuvieron ocasiones para reducir la desventaja. No obstante, ya fuera Conejo o la falta de atino, el gol no llegaba. Asimismo, esa necesidad obligó a jugar más arriba, lo que generó problemas de faltas. No obstante, el electrónico no iba a volver a moverse.

El tiempo de pausa no hizo que más que generar mayor intensidad al partido, pues el reinicio fue realmente frenético para ambos conjuntos. Así, hubo ocasiones claras para Ismael o Jesulito por parte de los califas, mientras que Pablo Ramírez firmó la más peligrosa de los antequeranos en esos primeros minutos de segunda mitad. Además, como era de esperar, se mantenía la presión visitante, en lo que fue un tramo de monopolio total de los cordobeses, absolutamente volcados hacia la portería de Conejo. Sin embargo, el gol seguía sin llegar. Y por si fuera poco, la situación se puso aún más en contra con la expulsión de Lucas Bolo por doble cartulina amarilla, tras la cual, la UMA Antequera consiguió aprovechar la superioridad para hacer el 3-1.

El tiempo se consumía pero no se pensaban rendir los de Josan. En un ambiente cada vez más cargado, tanto en la grada como en la cancha, fue Viana el encargado de abrir un resquicio de esperanza, estableciendo el 1-3 a falta de casi ocho minutos para la conclusión. Desde ahí, el técnico pontano puso en escena el portero-jugador. Había que jugársela y restaba tiempo de sobra para la remontada. En los continuos intentos fueron Jesulito o Miguelín los que lamieron el 3-2, pero ninguno lograba acertar.

Sea como sea, este equipo tiene un orgullo infranqueable, y no pensaba cesar en su empeño. Y es que el ala gaditano dio más esperanzas aún a los suyos, poniendo la diferencia en solo un gol a falta de algo más de un minuto. Se creía entonces con más fuerza que nunca. Y se luchó. Se peló hasta el final y, de hecho, Saura tuvo el empate a falta de escasos segundos. Pero no pudo ser y, por tanto, se vuelve a tropezar a domicilio, en este caso con un duro revés en el derbi andaluz.

Etiquetas
stats