El idóneo equilibrio entre juventud y veteranía

Plantilla, con canteranos, del Córdoba Patrimonio de la Humanidad

La experiencia es un grado y más en la élite de cualquier deporte. Todos los clubes buscan una serie de veteranos que representen al vestuario y lideren a unos jugadores que deben conseguir, en el campo o en la pista, los objetivos que la directiva propone a lo largo de la pretemporada. Sin embargo, hay veces que esta serie de profesionales no mantienen o no llegan a tener un nivel óptimo y los más jóvenes ocupan su sitio sobre el terreno de juego. Debido a esto, la dirección deportiva de las entidades prefieren equilibrar la edad media de sus planteles con el fin de que todos rindan al máximo de sus posibilidades. Por ello, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha realizado pocos cambios en su plantilla, aunque efectivos, logrando mucha mayor experiencia en la Primera División regida por la Liga Nacional de Fútbol Sala, así como ha rejuvenecido a los futbolistas que están bajo las órdenes del técnico Josan González.

La entidad dirigida por José García Román consiguió la segunda permanencia consecutiva en la élite del fútbol sala a nivel nacional durante el pasado curso. Gracias a esto, la dirección deportiva del club blanquiverde tenía la intención de mantener gran parte del bloque que ha logrado esta gesta histórica para la ciudad califal. Aun así, el objetivo era claro, pero complicado porque los chicos dirigidos por Josan González realizaron una última parte de la temporada excelsa y eran muchos los equipos que se querían nutrir de su talento. Sin embargo, las aspiraciones del Córdoba Patrimonio de la Humanidad convencieron a todos ellos y solamente no renovaron su vínculo tanto Cordero como Manu Leal, Boyos y Koseky. Futbolistas que ya sobrepasaron la cifra de los 30 años y no cosecharon un gran papel a lo largo de la campaña regular.

Gracias a estas salidas, el club blanquiverde pudo hacer varios movimientos que, sobre el papel, mejora enormemente la calidad grupal de los califas. Primeramente, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad firmó a una joven promesa con el objetivo de dar un aire fresco al ataque, obteniendo un gran desequilibrio y acierto de cara a puerta. Álex Viana aterriza en España tras su periplo por la liga polaca, aunque no llega solo. La dirección deportiva blanquiverde también valoró opciones que hace dos o tres años parecían inalcanzables, pero ahora son más que reales después de asentarse en Primera División. Por ello, el técnico Josan González tendrá tanto a Ismael López como a Miguelín -jugador contrastado en la máxima categoría del fútbol sala nacional- a su disposición. A pesar de realizar tan solo tres incorporaciones para contrarrestar a las cuatro bajas, la directiva ha logrado bajar la edad media, ya que Ismael y Viana tienen 21 y 23 años, respectivamente, mientras que el balear, 36.

Debido a ello, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha logrado el objetivo de rejuvenecer moderadamente la primera plantilla, además de dotar al vestuario de aún más experiencia. Y es que el entrenador pontano tendrá a su disposición a 14 futbolistas -uno menos que el pasado curso liguero- con un total de 27,4 años de media, siete décimas menos que la anterior campaña (28,1). Además, el plantel blanquiverde no contiene a más de cinco profesionales que sobrepasen los 30 años ni a otros cinco que bajen de los 25. Unos guerreros muy compensados que tendrán el objetivo de afrontar una temporada regular que se prevé mucho más emocionante en cuanto a éxitos se refiere.

Etiquetas
Publicado el
17 de agosto de 2021 - 05:30 h