Crónica

Pólvora y orgullo

Zequi y Pablo del Moral celebran un gol

0

Otra cita de las grandes se jugaba en Vista Alegre. Esto es la mejor liga del mundo, y la misma no concede un solo respiro. Siete después, el feudo califa volvía a lucir la pista azul de la LNFS. Y no para un partido cualquiera. Nada menos que el Levante visitaba al Córdoba Patrimonio de la Humanidad. El colíder de la categoría y un aspirante a todo. Pero ya se conoce la capacidad de los de Josan González de doblegar a los grandes. Y hoy no iba a ser menos. En una verdadera exhibición de juego de principio a fin, tres puntos puntos de oro.

El conjunto granota quiso poner la velocidad desde el principio. Y es que un ritmo de vértigo fue lo que propuso el equipo de Diego Ríos desde el saque inicial, y así fue como se apuntaron el primer aviso, obra de Rafa Usín, que a los cinco segundos puso a prueba a Prieto, quien la atajó sin más apuros. Pero esa verticalidad no iba en absoluto a intimidar a los cordobeses. Más bien todo lo contrario, ya que el atrevimiento fue mayor en el lado local. Querían asumir el ritmo y el control del choque los de Josan, y tal que así fueron los siguientes minutos, con un Córdoba Patrimonio cada vez más atrevido y mejorando a medida que transcurría el tiempo. 

Eso sí, las oportunidades seguían siendo escasas, más allá de un par de tiros desde fuera del área de Ricardo. En esas, el primer acercamiento realmente claro llegó en un robo en campo propio y una galopada entre Zequi y Jesulito, quien la puso al centro para Shimizu. El pívot japonés se revolvió bien ante Fede, aunque su remate se estrelló con el poste. El susto estaba dado. Y los locales no cesaron en el altísimo nivel de juego, con rotaciones constantes, puesto que apenas dos minutos duraba cada cuarteto en pista. 

Y la estrategia salió a pedir de boca. El Córdoba Patrimonio sería el encargado de inaugurar el electrónico a los nueve minutos, y el tanto lo firmaría con sello propio Pablo del Moral, ya que él mismo se fabricó el robo en cancha contraria, peleó la posesión y batió a Fede por medio de dos rivales. Por si fuera poco, protagonista sería también el cierre madrileño cuatro minutos después, cuando, demostrando ser más listo que nadie, se anticipó a un pase en la salida del Levante y se plantó solo ante el guardameta. Eso sí, en esta ocasión optó por cederla a Zequi, que a placer puso el 2-0. 

Minutos de auténtica locura y que acabaron en tiempo muerto del técnico visitante. No era para menos, pues su equipo andaba muy tocado. Pero no obtuvo el efecto deseado, ya que nada más sacar de centro, el Córdoba Patrimonio propició un nuevo robo en las filas granates, que deparó en un disparo de Jesulito, y en segunda jugada es Saura el que la pica magníficamente haciendo el tercero de la mañana. Dominio absoluto en clave blanquiverde. Y el Levante a la lona por aquellos instantes. 

No quería desaprovechar el nivel el Córdoba Patrimonio, y lo siguió intentando pese a la amplia distancia. Eso sí, el Levante también tenía sus armas. Y no eran unas cualquiera. Solo hay que ver su lugar en la tabla. Pero ahí también quería su dosis de protagonismo Prieto, que antes del descanso salvó en más de una oportunidad a su equipo de llegar a éste con una ventaja inferior. Por su parte, Jesulito y Jesús Rodríguez acariciaron el cuarto en dos respectivos contragolpes perfectos, aunque ahora Fede sí supo hacerse grande. Con el pitido de los árbitros, un extraordinario 3-0 seguía luciendo en el electrónico de Vista Alegre. 

Si bien acabó el primer tiempo, no iba a empezar peor el segundo. Los de Josan continuaron maniatando en todo momento al Levante, que se veía sobrepasado en cada acción. Además, el resultado en contra les hacía tener más prisa y asumir más riesgos. De uno de ellos se beneficiaron los cordobeses, y otra vez el protagonismo lo tuvo Pablo del Moral, que en un rechace firmaba su doblete. Ahí Diego Ríos, a la desesperada, sacó el portero jugador. 

La mala fortuna cayó ahora del lado local, que en una desafortunada jugada vio cómo Levante inauguraba su marcador. Pero la desdicha hizo que éste también tuviera firma cordobesa, ya que fue Jesús Rodríguez el que la introdujo de manera accidental al intentar despejar un disparo lejano de los granotas. 

El juego subía en decibelios, pues ya al Levante no le quedaba más remedio que ir en cada jugada al límite. Eso generó polémica, que se trasladó de la pista a la grada. Pero el Córdoba Patrimonio seguía a lo suyo, y aprovechó la superioridad levantinista para hacer el quinto, de la mano de Prieto que atrapó el balón y golpeó en largo a puerta vacía. La inspiración andaba entonces a su máxima nivel, en un lado y otro de la cancha, puesto que Prieto se hizo enorme bajo palos con una extraordinaria parada tras un disparo a bocajarro de Rubi. 

Pero el duelo seguiría acumulando jugadas para el debate, pues una posible falta no pitada sobre Saura deparó en el segundo gol del Levante, obra de Esteban. Una tanto que desató la polémica con ambos equipos discutiendo en el centro de la cancha. Pero aquello no fue a más y el juego continuó. Menos de diez minutos restaban entonces para el desenlace. Un mundo quedaba y los visitantes no habían dicho aún su última palabra, pues les continuaba funcionando el juego de cinco. Tanto que Marc Tolrá convirtió el tercero minutos después. La tensión se palpa en el ambiente. Pero si algo tenían hoy los de Josan eran claridad de sobra para el gol, y la sentencia llegó en un balón largo de Prieto que Zequi controla en campo contrario y, ante el empuje de dos rivales, pone el sexto y definitivo. Otro paso más cerca de la salvación. Con pólvora y orgullo.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2021 - 14:51 h
stats