La base es lo más importante para que un deporte siga desarrollándose en una ciudad como Córdoba. Desde hace bastante tiempo, el fútbol sala califa siempre ha destacado por encima muchas disciplinas gracias a la cantera que ha ido surtiendo conforme los años han ido pasando a clubes que son referencia en el panorama internacional. Por ello, seguir dotando de esfuerzos a estas categorías inferiores era vital para que esta corriente no decayese con el paso de las temporadas. Gracias a esto, las escuelas han ido apareciendo en distintos ámbitos deportivos y el Atlético Cañero ha encabezado este movimiento, logrando consolidar este proyecto en las últimas campañas. Entretanto, una nueva edición del Campus Rafael García Bebé ha entrado en escena, una vez más con el jugador cordobés, que viste actualmente la camiseta del Jimbee Cartagena, como principal abanderado. El futbolista ha protagonizado la jornada de este lunes en la actividad y además ha contado con una excelente compañía que alternaba experiencia con juventud para dotar de nuevos aspectos a los participantes.

Bebé terminó la temporada regular después de ver cómo el Levante UD eliminaba al Jimbee Cartagena en los cuartos de final del play off por el título de la máxima categoría del fútbol sala a nivel nacional. Sin embargo, el jugador cordobés tiene unas vacaciones un tanto efímeras debido a que tiene que prepararse físicamente ante la hipotética llamada del combinado español de cara al mundial que se celebrará el próximo mes de septiembre en Lituania. Aun así, ha querido hacer una parada en su ciudad natal para liderar una nueva edición de un campus que, en colaboración con el Atlético Cañero, se celebra desde la pasada semana en la Sala de Barrio de La Fuensanta. El futbolista califa ha contado en esta ocasión con la experiencia de Cristian Ramos, jugador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, y de Dani Rodríguez, entrenador del Jaén Paraíso Interior. Por otro lado, Pablo Muñoz, internacional cordobés sub 18, también ha formado parte del equipo de monitores que este lunes han ido formando a unos niños que han disfrutado de numerosos ejercicios con el balón de por medio.

Unos participantes que han podido seguir creciendo de la mano del mejor fútbol sala. Primeramente, los niños, que comprendían varias edades, han realizado una serie de ejercicios de calentamiento hasta que han entrado en acción con la pelota de por medio, siempre separados por grupos debido al protocolo de la Covid-19. Tanto Cristian Ramos como Bebé han coordinado a los más pequeños con el fin de dar lecciones más básicas y que poco a poco vayan mejorando en este deporte. A su vez, Pablo Muñoz ha sido el monitor de los más grandes, dándoles consejos a la hora de pisar el balón y cómo encarar en el uno contra uno cuando haya situaciones propicias para ello. Cuando los ejercicios han terminado, David Díaz, dirigente del Atlético Cañero, ha repartido un desayuno a todos los participantes que han podido disfrutar de una nueva experiencia inolvidable con algunos de sus ídolos que conforman la élite de esta disciplina a nivel nacional.

Etiquetas
Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2021 - 13:50 h
stats