Florin, Xisco y Fidel: ¿Qué fue del tridente?

Florin celebra un gol con el Deportivo. | LFP

Tres nombres tres. Tres futbolistas que todavía continúan en la memoria de no pocos aficionados en El Arcángel. Aunque cada vez menos, dado el paso del tiempo. Y más ahora, cuando el Córdoba comienza a reflotar su nave, que espera no caiga en deriva de nuevo con el cambio de año. Con todo, el recuerdo de una temporada memorable está aún muy vivo en el coliseo ribereño. Porque Florin, Xisco y Fidel conformaron en la campaña 2015-16, la pasada, un tridente de auténtico lujo dentro de Segunda. Sus números lo decían todo: entre ellos, siempre en combinación explosiva con otras destacadas colaboraciones, anotaron 40 de los 59 goles del cuadro califal en el curso regular de Liga. De ahí que cuando uno tras otro decidieran tomar rumbos distintos surgiera la duda: Oltra perdía el mejor ataque de plata. Hoy por hoy, al menos a nivel individual -y en algún caso en plano colectivo-, la separación a ellos no les afectó.

Florin, ¿de Riazor a la Premier?Premier

Es uno de esos ejemplos perfectos que de vez en cuando se dan en el fútbol de una progresión envidiable. Florin Andone recaló en el Córdoba para formar parte del filial el verano de 2014. Procedía del Atlético Baleares y no cambiaba de categoría, Segunda B. Al menos a priori, porque después le llegó la oportunidad con el primer conjunto blanquiverde. Debutó y comenzó a caminar en Primera. Fue así como se convirtió en una de las piedras angulares del cuadro califal la pasada campaña, que cerró como ídolo principal en El Arcángel. Lógico, pues consiguió marcar la friolera de 21 goles y fue hombre clave para el equipo.

Sus números hicieron que fueran numerosos los clubes que mostraron interés por hacerse con sus servicios. El delantero deseaba dar el salto y lo logró: llegó el Deportivo y el Córdoba cerró su mayor traspaso histórico, cifrado en más de cuatro millones de euros. El comienzo en Galicia estuvo cargado de dudas, ya que aunque pronto se hizo con un puesto en el once tardó en ver puerta. Eso sí, una vez que la abrió apenas dejó de cruzarla. Suma seis goles en Riazor y ya está en la agenda de algún que otro club extranjero. Es el caso del Sunderland, que podría invitar al rumano a formar parte de la Premier League inglesa. El club califal obtendría nuevos ingresos si se diera esa venta, pues aún posee el 30 por 100 de los derechos del goleador.

Xisco reina en Tailandia

La suya fue una relación de amor y odio con El Arcángel. Aterrizó en la ciudad en el mercado invernal de la campaña 2012-13, antes de los primeros tiempos convulsos de la era González. Lo cierto es que Xisco marcó ocho goles en catorce partidos de Liga y se ganó el afecto de la afición, así como el interés del Córdoba por mantenerle por más cursos. Así, volvió a firmar en verano de 2013 y logró celebrar el histórico ascenso a Primera del 22 de junio de 2014 en Las Palmas. Esa campaña anotó diez tantos en Segunda, con una actuación global con puntos discretos. El salto a la elite no le vino bien y tras un primer tramo de campeonato de escaso bagaje debió buscar acomodo en el Mallorca. La reconciliación con la afición blanquiverde se produjo en la 2015-16, la pasada edición del campeonato liguero. La llegada de Oltra le sirvió para ganar en peso dentro del vestuario y en confianza. Se reivindicó a base de bien.

Cierto es que el balear no tuvo un registro anotador tan destacado como el de Florin, pero no menos lo es que fue actor fundamental. Fue el apoyo perfecto para el rumano y para el propio equipo, ya que también ejerció como capitán y comodín en el juego. Cerró la temporada con ocho dianas y como recurso perfecto para responder a la baja del pichichi blanquiverde, en la Eurocopa: hizo los tres tantos del Córdoba en el play off ante el Girona. El pasado 30 de junio finalizó contrato y decidió tomar otro rumbo. Se embarcó en un reto distinto, marcado por el exotismo, y fichó por el Muangthong United de Tailandia. Acertó, pues en el país asiático obtuvo rol de jugador clave y se proclamó campeón de la Thai Premier. La muerte del rey de dicho país aceleró el proceso, ya que supuso la suspensión de lo que restaba de curso. En ese momento, eso sí, su equipo aventajaba en cinco puntos al segundo a falta de tres partidos.

Fidel, un puñal a pesar del Poniente

En su caso es protagonista de una de las etapas más dolorosas, en tiempos recientes, del Córdoba. Llegó a El Arcángel cuando la fiebre por el ascenso a Primera apenas se había rebajado en temperatura. Fidel fue uno de los fichajes que realizó el club el verano de 2014 de cara a su mayor desafío desde 1971. El onubense viajó desde el Martínez Valero y por tanto desde un lugar en el que se gozaba de la elite. Su primer curso como blanquiverde no fue del todo lo que hubiera podido esperar o desear. Le costó entrar en juego y cuando lo logró el equipo andaba ya al borde de un naufragio que resultó inevitable: descendió tras una segunda vuelta en la que sólo consiguió dos puntos. El de Dehesa de Riotinto, con todo, continuó después del descenso y asumió un peso específico dentro del equipo.

Su calidad siempre resultó indudable, aunque estaba por florecer en El Arcángel. Brotó casi en plenitud en la campaña 2015-16, la pasada, la mayor parte de las veces de la mano de Florin y Xisco. Insistió en ser un estilete por la banda, asistir a los fusileros e incluso disparar sin complejos: marcó once goles y fue el segundo máximo anotador del Córdoba en un curso que acabó con la mano amoratada. El ascenso se escapó y su relación con la afición no era la ideal. En ésas apareció el Almería con una oferta de ésas a las que es casi imposible decir no. Dicho y hecho, salió y el la entidad califal selló un traspaso de unos 500.000 euros. El onubense no cambió de categoría, pero tampoco abandonó la ambición del salto a Primera. Es el objetivo de un equipo que sin embargo sigue en la frontera entre la respiración asistida y la asfixia. El Poniente sopla fuerte en lo deportivo para los rojiblancos, pero Fidel no deja de ser un puñal: es pieza básica en el once de Soriano, suma cuatro goles y mismo número de asistencias.

Etiquetas
stats