A escena El Arcángel: momento de reafirmarse

Los jugadores del Córdoba celebran un gol en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Muy complicado es acceder a la zona de privilegio. Sin embargo, más difícil puede ser continuar dentro de la misma. Ya se suele decir: lo duro no es llegar sino mantenerse. Es lo que pretende hacer el Córdoba, que tiene incluso la opción de recortar distancias con el líder del Grupo IV de Segunda B. Aunque esto último depende del resto de los resultados que cada jornada se produzcan. Con todo, el conjunto blanquiverde tiene la oportunidad de afianzarse en play off con cierta ventaja. La teoría así lo marca, si bien toca ir a la materia práctica. No en vano, el cuadro califal afronta un importante tramo de competición con tres de cuatro partidos en El Arcángel, que entra en escena.

La visita del próximo domingo (17:00) por parte del Sevilla Atlético significa la apertura de un ciclo relativamente cómodo para el equipo de Raúl Agné. Pero ya se sabe, todo esto es siempre a priori. El duelo con el filial hispalense es el primero de los tres que en un mes va a disputar el conjunto blanquiverde al calor de su público, circunstancia ésta que viene a ser normalmente sinónimo de éxito. No tanto en las últimas fechas, es necesario aclarar. Éste es otro asunto, eso sí. Después de medirse al Cádiz B en su feudo, el Córdoba va a jugar por dos veces consecutivas en su estadio. El fin de semana en que termina febrero y comienza marzo recibe al Algeciras, adversario en horas bajas, y el siguiente se enfrenta a un Cartagena que tampoco atraviesa, hoy por hoy claro, su mejor momento.

Así, está claro que el cuadro califal tiene en sus manos la posibilidad de, incluso, dar un paso o dos más en la clasificación dentro del play off. El estado anímico actual ha de servir de ayuda, por mucho que el primero de estos encuentros los encare lleno de dudas por la acumulación de hombres en la enfermería. Pero el único pensamiento del conjunto blanquiverde debe de ser, exclusivamente, tratar de sumar nueve de nueve durante el próximo mes. De lograr dicho objetivo muy probablemente va a conseguir una ratificación de su papel de aspirante a la promoción de ascenso, ese mismo que a lo largo de gran parte de la campaña no tuviera en realidad.

Pero esta etapa competitiva requiere de una reafirmación deportiva por su parte. Ésta no es otra que la de su condición de rival casi imbatible como local, un rol éste en que perdió fuerza en los últimos tiempos. Cierto es que el Córdoba superó en su anterior encuentro en El Arcángel a un rival directo como el Yeclano (2-1) pero no lo es menos que venía de una dinámica que con ese cierre quedó en la suma de cuatro puntos de nueve posibles. Éste es el balance más reciente del Córdoba en su estadio, donde ya conoció la derrota y fue incapaz de dejar su portería a cero. En la despedida de 2019 cedió ante el Marbella (1-2) y recién iniciado 2020 no pudo pasar del empate ante el Formac Villarrubia (1-1). Por último, la victoria ante el cuadro murciano se dio con otro tanto en contra (2-1).

Curiosamente, el conjunto blanquiverde recibió en estos tres últimos duelos el mismo número de goles que en los seis anteriores: los mencionados cuatro. Tampoco estuvo mucho mejor en el apartado anotador respecto de las anteriores estadísticas: de hacer una media de dos tantos por encuentro pasó a algo más de uno. Fue ésta la razón por la que el Córdoba dejó de ser el mejor local del Grupo IV hasta la decimosexta jornada con 20 puntos. Estaba igualado, eso sí, con Yeclano y Marbella. Tras el citado período el cuadro califal cayó a la tercera plaza, con cinco puntos menos que los equipos de Murcia y la Costa del Sol. Es momento de reafirmarse en El Arcángel para continuar en zona de play off.

Etiquetas
stats