El enigma Bebé y la maldición del gol imposible

Bebé, en una acción de ataque fallada | ÁLVARO CARMONA
El delantero, cedido por el Benfica, ha jugado todos los partidos desde que llegó al Córdoba y no ha conseguido marcar

No es el único, desde luego, pero si hay un futbolista que encarna con cruda fidelidad la esperanza rota en el Córdoba es Bebé. Tiago Manuel Dias Correia (Lisboa, 1990) llegó con un aura de jugador talentoso, forjada principalmente por su paso -efímero y en un rol muy secundario- por el glorioso Manchester United de Sir Alex Ferguson. Un rápido repaso a los vídeos en Youtube del joven delantero, cedido en el mercado invernal por el Benfica, llevó a un amplio sector del cordobesismo al orgasmo futbolístico. Parecía un buen fichaje. En comparación con los que en aquel momento defendían la blanquiverde -el japonés Mike Havennar, hoy en Finlandia, y el controvertido Xisco, confinado en el Mallorca-, su inclusión en el plantel se percibía como todo un lujo para un Córdoba que se estaba reponiendo de su horrible inicio. Nada más llegar, con el transfer calentito, entró como titular en Vallecas. El Córdoba se impuso al Rayo de Paco Jémez y el chico no estuvo nada mal. Su fútbol pinturero, siempre mirando puerta, impactó en una formación habituada al punta estático “modelo islote”. ¿Y qué pasó después?

Bebé recibió el sábado pasado una de las broncas más estruendosas que se recuerdan en El Arcángel cuando fue sustituido, en el minuto 61 y con 0-4 en el marcador, por Fede Vico. Ante el Barcelona tampoco logró lo que viene buscando desde aquella noche de lunes en Vallecas. Dieciocho partidos consecutivos disputados, con un total de 1.465 minutos, y ni un solo gol en su cuenta. Tres lanzamientos suyos han sido rechazados por el poste. Lo ha tenido cerca, pero... El Córdoba se ha ido a pique esperando que llegara ese momento.

Las estadísticas retratan el infortunio del ex futbolista de Amadora, Manchester, Besiktas, Río Ave, Paços de Ferreira y Benfica, que podría tener su porvenir el curso que viene otra vez en Inglaterra. El periódico Daily Mirror habla de un posible interés del Reading por el atacante portugués, que en El Arcángel está sufriendo un periodo de sequía brutal. Y no será porque no lo intenta. Bebé figura en el puesto número 26 dentro del ranking de los jugadores de Primera División que más veces rematan a puerta. El rey del disparo es Cristiano Ronaldo (203), seguido de Leo Messi (172) y Nolito, del Celta (101). Bebé lo ha intentado 52 veces, pero jugando muchos menos partidos. De hecho, su promedio de tiros por encuentro es de 2'89, sólo superado por CR7, Messi, Nolito y Bale. Un dato más: de esos 30 rematadores top sólo hay uno que no ha marcado esta temporada. ¿Adivinan cuál? Bebé.

El Córdoba ya ha descendido matemáticamente a Segunda y faltan aún tres partidos en el calendario: Granada, Rayo y Éibar. Tres oportunidades para que Bebé pueda inaugurar su casillero y, al menos, limpiar su nombre como delantero. El punta llegó junto a cuatro futbolistas más (Edimar, Krhin, Zuculini y Héldon Ramos) en el mercado de enero para solucionar, entre otros asuntos, el grave problema de efectividad en ataque que tenía el equipo. Por entonces, el Córdoba tenía una dependencia absoluta de Nabil Ghilas y había encontrado un parche de urgencia subiendo a un chico de 21 años del filial, Florin Andone. Entre los cinco que llegaron de refuerzo suman cero goles. Y el rumano, revelación del curso, ha marcado (3) todos los tantos en las últimas once jornadas. Bebé sigue siendo un enigma.

Etiquetas
stats