Ekeng y el gol de sabor amargo pero rentable

Ekeng pugna con un jugador del Getafe. | LUIS ALGUACIL/CORDOBADEPORTE
El camerunés se estrenó en Getafe como goleador con el Córdoba, que a pesar de tener un escaso bagaje en ataque da valor a casi todas sus dianas: cuatro tantos, cuatro puntos

Apenas nueve minutos duró la alegría, que al final se tornó en decepción. El Córdoba estuvo muy cerca de alcanzar su primera victoria de la temporada en Getafe, donde además consiguió tomar ventaja en el marcador. Hasta ese momento siempre le había tocado ir a remolque. El gol de Ekeng cambió la dinámica y a punto estuvo de generar un triunfo que se hace cada vez más necesario. Pudo ser el gran protagonista de la noche en el Coliseum Alfonso Pérez, pero Babá lo evitó. Aun así, el camerunés volvió a reivindicar su lugar dentro del equipo con prestaciones añadidas. Porque además de contener al rival este viernes demostró que también sabe llegar al área rival y marcar. Empieza a tener un peso específico en el conjunto blanquiverde, que agradece cualquier aportación en ataque. Ante el cuadro madrileño, el centrocampista se sumó en ese sentido a Fede Cartabia y Borja García. No está de más que mientras los delanteros logran acabar con su sequía -ninguno de los tres ha estrenado su cuenta anotadora-, los hombres de segunda línea y de centro del campo ayuden a batir a los guardametas rivales.

Pero no se hizo demasiado en lo que va de curso. El bagaje goleador del Córdoba es escaso al paso por la séptima jornada, pues apenas acumula el cuadro califal cuatro tantos. Ese dato, a falta de que se disputen todos los partidos de esta fecha del campeonato, deja al equipo que dirige Albert Ferrer como uno de los que menos goles anota de Primera. Sólo el Levante, con uno, y el Málaga, con tres, están por debajo en ese aspecto. Los dos tienen que jugar este sábado. Se trata, por tanto, de una tarea pendiente para el conjunto blanquiverde, que recupera su idea de equilibrio perfecto entre la solidez y el acierto arriba. En lo primero parece mejorar cada nuevo partido, a pesar de que un fallo atrás supuso el empate en Getafe; en lo segundo, queda trabajo por delante. Eso sí, tampoco mucho más que otras escuadras como la madrileña, el Granada o, quién lo iba a decir, el Athletic.

El lado positivo, que siempre existe, es el balance de puntos que arroja esa cifra goleadora. Si algo bueno tiene el Córdoba, es que sabe sacar rentabilidad de sus tantos. Tres de ellos sirvieron para sumar al menos un punto, de forma que el único que no tuvo valor en lo que al resultado se refiere fue el de Borja García ante el Sevilla. Es así como el conjunto blanquiverde logra tener tantos goles a favor como puntos en su casillero: cuatro. Bien es cierto que una de las igualdades se produjo sin que hubiera movimiento en el marcador. Fue ante el Espanyol. Sí resultaron útiles las dos dianas de Fede Cartabia ante el Celta y en Almería. En ambos casos, el hispano argentino dio sentido a la reacción del cuadro califal y lo rescató para que pudiera obtener un botín reducido pero de interés. Todo pudo cambiar en Getafe, donde los de Ferrer a punto estuvieron de mejorar esa rentabilidad con el gol de Ekeng. El camerunés abrió el camino. Dentro de dos semanas, ante el Málaga, deben llegar los pasos en firme.

Etiquetas
stats