Ekeng, Bijimine, Traoré... el porvenir en aire

Patrick Ekeng, en una acción con el Córdoba | MADERO CUBERO
El camerunés apunta hacia una rápida salida en el primer equipo | El congoleño aguarda movimientos mientras entrena con el filial de Tercera | El malí debutó con Oltra en Andújar

Tres jugadores africanos militan en el Córdoba a día de hoy, un matiz que conviene subrayar porque el panorama puede cambiar en cuestión de horas. De hecho, el porvenir de todos ellos está en el aire. Quien tiene más clara su permanencia en El Arcángel es es último en llegar, Moha Traoré, que debutó con el primer equipo a las órdenes de Oltra en Andújar, en el amistoso ante el Linares (1-0). El chico, de 20 años, puso efervescencia juvenil y dejó algún detalle técnico vistoso. Habrá que seguirle la pista. Lo de Ekeng y Bijimine va por otros derroteros.

Con el aval de Chapi Ferrer, el camerunés Patrick Ekeng (Yaoundé, 1990) fue uno de los primeros de aterrizar en el Córdoba para construir el proyecto de Primera División. Disputó 14 partidos de Liga (4 con Ferrer, 9 con Djukic y uno con Romero) y dejó una imagen poco consistente, con buen despliegue físico -si cobrara por kilómetros sería millonario- pero una evidente dificultad para entender el juego en lo táctico. Su galería de expulsiones y pifias le dieron una desagradable notoriedad en un equipo caótico, en el que le probaron en todos los lugares posibles: pivote, mediocentro defensivo, media punta o interior derecho. Con un año más de contrato, el ex jugador del Lens francés y el Lausanne suizo se desplazó a la concentración de pretemporada y jugó ante el Orihuela, pero ha desaparecido desde entonces. Para el ensayo ante el Linares no fue ni convocado. El fichaje de Sasa Markovic y la continuidad de Luso no juegan a su favor. Se le busca una salida.

La situación de Jonathan Bijimine (Amiens, 1994) es compleja. Debutó en Primera División en el mes de junio -disputó el partido de la última jornada en Ipurua ante el Éibar- y ahora entrena con el filial de Tercera División. Jugó 30 partidos en Segunda B y fue convocado por la Federación de la República del Congo -tiene doble nacionalidad- para jugar con la selección sub 21. El mediocentro tuvo una buena proyección y los planes pasaban por su promoción hacia la primera plantilla, pero no fue incluido en la expedición blanquiverde que se concentró en Campoamor. Llegó a finales de semana a Córdoba y se integró a las sesiones con Luis Miguel Carrión, a la espera de acontecimientos. Bijimine podría continuar su carrera de trotamundos: jugó ya en Francia (Entente, Sedan), Italia (Perugia, Barletta) y España (Córdoba).

El último en llegar ha sido Moha Traoré (Barcelona, 1994), con nacionalidad malí y dos años de contrato. Hermano de Adama Traoré, actualmente en el filial del Barcelona y en la órbita de Luis Enrique a sus 18 años, Moha también pasó por La Masía antes de iniciar una trayectoria que le ha llevado al Espanyol B, Badalona, Prat y Elche Ilicitano, del que procede. Emilio Vega, director deportivo del Córdoba y ex del Elche, le conoce bien. En el pasado curso, el delantero jugó 15 partidos con el B del Elche y fue convocado una vez, aunque no llegó a jugar, por Fran Escribá en el primer equipo. Además, debutó como internacional absoluto con Mali. En Tercera División es un futbolista que debe marcar las diferencias. El Córdoba ha apostado por él con un contrato hasta 2017 y Oltra ya le ha dado minutos en pretemporada. En El Arcángel esperan disfrutar de su explosión definitiva.

Etiquetas
stats